Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cirugía refractiva: ¿Es adecuada para usted?

Una cirugía refractiva exitosa podría liberarlo de tener que usar anteojos o lentes de corrección. Pero antes de decidirse por la cirugía refractiva, hable con su oftalmólogo y entérese de toda la información. Averigüe lo que se puede lograr con la cirugía refractiva, así como las limitaciones de esta operación. Conozca los riesgos para tomar una decisión informada.Hombre haciéndose un examen de la vista.

La decisión es suya

La cirugía refractiva tiene riesgos y limitaciones:

  • Incluso después de la cirugía, es posible que necesite ponerse anteojos o lentes de contacto para realizar ciertas actividades. Por ejemplo: si usted tiene más de 40 años, tal vez necesite ponerse anteojos para leer, aunque no los use ahora.

  • Después de la cirugía, tendrá un período de recuperación de semanas o meses. Durante este período, tal vez tenga que limitar algunas actividades como conducir o hacer ciertos deportes.

  • Si su primera cirugía refractiva no produce el resultado deseado, tal vez necesite someterse a una segunda operación (de mejora).

  • Cualquier cirugía implica ciertos riesgos. Antes de tomar una decisión, asegúrese de comprender los posibles riesgos y complicaciones de la cirugía refractiva.

Factores que debe tomar en consideración

Conozca las ventajas y desventajas de cada tipo de cirugía refractiva. Hable con su oftalmólogo sobre su historia clínica. La cirugía refractiva podría no convenirle si usted:

  • No tiene la visión estable.

  • Tiene un problema demasiado grave con la visión.

  • Tiene una afección que retrasa la cicatrización o aumenta su riesgo de contraer infecciones.

  • Tiene una enfermedad de los ojos, como glaucoma avanzado o cataratas.

  • Está tomando ciertos medicamentos.

  • Está embarazada o amamantando, o tiene intenciones de quedar embarazada en el futuro próximo.

Si usted tiene más de 40 años

Con la edad, el cristalino del ojo se hace menos flexible y va perdiendo su capacidad de cambiar de forma para enfocar la luz (acomodación). Esto puede producir presbicia (dificultad para enfocar la vista objetos cercanos). Ya que la cirugía refractiva no puede tratar la presbicia, si usted tiene más de 40 años es posible que necesite anteojos para leer incluso después de operarse. Otra opción para enfrentar la presbicia es la monovisión. Para crear la monovisión, se emplea la cirugía refractiva a fin de ajustar uno de los ojos para ver de cerca y el otro para ver de lejos. Ya que esta opción no funciona para todo el mundo, converse sobre esto con su oftalmólogo. Un período de prueba logrando la monovisión con lentes de contacto podría ayudarlo a decidir si esta opción es adecuada para usted.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.