Print

Doctors and providers who treat this condition

  

La cistoscopia

La cistoscopia es un procedimiento que permite al médico observar directamente la uretra y la vejiga. Puede usarse para:

  • Ayudar a diagnosticar un problema de la uretra, la vejiga o los riñones.

  • Tomar una muestra (biopsia) de tejido de la vejiga o de la uretra.

  • Tratar ciertos problemas (como la extracción de cálculos renales).

  • Colocar un stent para evitar una obstrucción.

  • Tomar radiografías especiales de los riñones.

Según los resultados, es posible que su médico le recomiende otras pruebas o tratamientos.

¿Qué es un cistoscopio?

Un cistoscopio es un instrumento semejante a un telescopio que contiene lentes y fibra óptica (filamentos de vidrio para la transmisión de la luz). El cistoscopio puede ser recto y rígido o bien flexible para que pueda doblarse en las curvas de la uretra. El médico puede mirar directamente dentro del cistoscopio o proyectar la imagen en un monitor.

Preparativos

Para prepararse, deje de tomar medicamentos según le indiquen. Pregunte si debe evitar comer o beber después de la medianoche anterior al procedimiento. Siga todas las demás instrucciones que le dé el médico.

Antes del examen, informe a su médico si usted:

  • Está tomando medicamentos, como aspirina o anticoagulantes

  • Tiene alergia a algún medicamento

  • Está embarazada

El procedimiento

La cistoscopia se lleva a cabo en el consultorio del médico o en el hospital. Además del médico, a veces también está presente una enfermera. El procedimiento sólo toma unos minutos; un poco más si es necesario hacer una biopsia, radiografías o tratamiento. Durante el procedimiento:

  • Usted está en posición horizontal sobre una camilla, boca arriba, con las rodillas dobladas, las piernas separadas y cubierto con una sábana.

  • Le lavarán la uretra y la zona alrededor de la misma. Es posible que le apliquen gelatina anestésica para insensibilizar la uretra. Normalmente no se necesita ningún otro tipo de medicamentos contra el dolor. En algunos casos, es posible que le ofrezcan un sedante suave para ayudarle a relajarse. Si fuera necesario ampliar el procedimiento, como por ejemplo hacer también una biopsia o extraer un cálculo renal, es posible que se necesite anestesia general.

  • Se inserta el cistoscopio y se introduce un líquido estéril en la vejiga para dilatarla. Es posible que sienta presión a causa de este líquido.

  • Cuando esté listo el procedimiento, se retira el cistoscopio.

Después de la operación

Si ha recibido un sedante, anestesia general o anestesia espinal, pida a alguien que lo lleve a casa. Una vez que esté en casa:

  • Beba abundante líquido.

  • Es posible que sienta ardor en la uretra al orinar, o que tenga un poco de sangre en la orina. Esto es normal.

  • Tal vez le receten medicamentos para aliviar las molestias o prevenir infecciones. Tome los medicamentos según le indiquen.

  • Llame a su médico si tiene sangrado abundante o coágulos, ardor que persiste durante más de un día, fiebre superior a 101°F  o dificultad para orinar.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.