Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Lesión en la córnea

La córnea es la capa transparente que forma la parte anterior del ojo y lo protege contra el polvo y los microbios; además ayuda a filtrar los dañinos rayos ultravioleta (UV) del sol. La córnea ayuda también a enfocar la luz que entra en el ojo. Aunque se compone de proteínas fuertes, la córnea puede lesionarse. Si son leves, las cortadas o arañazos (abrasiones) suelen ser de poca importancia; sin embargo, una abrasión grave o perforación de la córnea puede representar un problema serio. Estos casos son emergencias médicas.

Niño afligido que se cubre un ojo con las manos.

Si tiene algo en el ojo

Si piensa que tiene algo pequeño en el ojo, enjuágueselo con un chorro de agua de inmediato. Tire del párpado superior hacia afuera y colóquelo sobre el párpado inferior para aumentar el flujo de lágrimas del ojo. Si estos métodos no funcionan, llame a su médico. Si el objeto no se expulsa fácilmente con el chorro de agua, no trate de sacárselo usted mismo para evitar causarle más daños al ojo.

Cuándo debe acudir a la sala de emergencias (“ER” por su sigla en inglés)

Llame al 911 o a su teléfono local de emergencias si tiene:

  • Dolor fuerte en el ojo.

  • Una lesión por punción o abrasión grave.

  • Una partícula que no logra expulsar del ojo con un chorro de agua.

  • Un ojo que queda muy hinchado o dolorido después de que se ha extraído el objeto.

  • Una quemadura química.

  • Un objeto incrustado en el ojo (cúbrase ambos ojos con una compresa estéril y manténgalos cerrados mientras espera a que llegue el personal de asistencia. NO aplique ninguna presión en los ojos.)

Qué puede esperar en la ER

En caso de abrasiones leves: Las abrasiones leves suelen tratarse con colirios o pomadas para el ojo. Podrían darle antibióticos para prevenir una infección. En ciertos casos, quizás tenga que cubrirse el ojo con un parche hasta el día siguiente. La mayoría de las abrasiones sana en uno o dos días. Para ayudar a descartar la posibilidad de lesiones más graves, podrían hacerle una o más de las pruebas siguientes:

  • Un examen estándar de los ojos para revisarle la vista.

  • Un examen de hendidura luminosa, en el cual se usa un haz de luz y un microscopio para mirar el ojo en detalle.

  • Una prueba de Seidel, en la cual se usa un colorante especial para determinar si hay daños graves en el ojo.

Dependiendo de los resultados de estas pruebas, quizás lo remitan a un médico especializado en el tratamiento de los ojos (oftalmólogo).

En el caso de abrasiones o punciones más graves: Se le enviará directamente a un oftalmólogo para que le den tratamiento de emergencia. Se requiere que vea a un especialista en los ojos para reducir al mínimo la posibilidad de tener daños adicionales y de perder la vista.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.