Cáncer de colon y de recto (cáncer colorrectal) - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

¿Qué es el cáncer de colon y de recto (cáncer colorrectal)?

Se produce el cáncer cuando las células del cuerpo comienzan a cambiar y a multiplicarse de manera descontrolada; estas células pueden formar bultos de tejido denominados “tumores”. El cáncer que se forma en el colon y el cáncer rectal (que se forma en el recto) se denominan colectivamente “cáncer colorrectal”.

Anatomía del colon y el recto

El colon (denominado también “intestino grueso”), un tubo muscular que mide entre 4 y 6 pies, forma el extremo final del aparato digestivo y tiene la función de absorber agua y almacenar desechos sólidos. El recto es la porción terminal del colon, y mide unas 6 pulgadas. El colon y el recto tienen un revestimiento liso que está compuesto de millones de células. Los cambios que experimentan estas células pueden originar masas en el colon que pueden volverse cancerosas, y deben extirparse (sacarse).

Cuando cambia el revestimiento del colon

Los cambios que se producen en las células que revisten el colon o el recto pueden originar unas masas denominadas “pólipos”. A lo largo de varios años, los pólipos se pueden volver cancerosos. Extirpar los pólipos temprano puede impedir que llegue a formarse el cáncer.

  • Los pólipos son masas carnosas de tejido que se forman en el revestimiento del colon o el recto. Los pólipos pequeños suelen ser benignos (es decir, no cancerosos). Sin embargo, con el tiempo las células de un pólipo pueden transformarse y volverse cancerosas. Mientras más grande sea el pólipo, más probable será que ocurra esta transformación. Además, ciertos tipos de pólipos (denominados “adenomatosos”) se consideran premalignos, lo cual significa que casi siempre se vuelven cancerosos si se dejan sin extirpar.

  • El cáncer colorrectal suele iniciarse cuando las células de los pólipos comienzan a crecer de manera anormal. A medida que va creciendo, el tumor canceroso puede afectar a una porción cada vez mayor del colon o el recto. Con el tiempo, el cáncer también puede extenderse más allá del colon o el recto, e invadir los órganos cercanos o unas glándulas llamadas “ganglios linfáticos”. Además, las células pueden desplazarse a otras partes del cuerpo, en un proceso denominado “metástasis”. Cuanto más pronto se extirpe un tumor canceroso, mejores serán las posibilidades de evitar que se disemine.

Opciones de tratamiento para el cáncer colorrectal

Usted y su proveedor de atención médica elaborarán el plan de tratamiento más adecuado para su caso.

  • Cirugía: se realiza a menudo para extirpar las partes cancerosas del colon y el recto. También se saca una parte del tejido cercano, que posiblemente incluye unos ganglios linfáticos.

  • Quimioterapia: podría administrarse como complemento de la cirugía. Este tratamiento, que usa medicamentos para atacar las células cancerosas, es de tipo sistémico porque surte efecto en todo el cuerpo. Generalmente es un procedimiento ambulatorio que se lleva a cabo en el consultorio de un médico, un centro de consultas externas, o un hospital o clínica. El medicamento se administra en pastillas o a través de una sonda IV o bomba de infusión (dispositivo que libera el tratamiento lentamente en el torrente sanguíneo).

  • Radioterapia: puede estar indicada para el cáncer rectal. Este tratamiento, que usa rayos X de alta energía para destruir las células cancerosas, se considera localizado porque actúa específicamente en la zona del cuerpo donde está el cáncer. Generalmente se trata de un procedimiento ambulatorio que se efectúa en un hospital o centro de radioterapia.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.