Print

Doctors and providers who treat this condition

  

El ejercicio: Cómo incorporarlo en su vida

En estudios recientes se ha demostrado que varios recesos cortos de actividad durante el día pueden contribuir a mejorar la salud. Esto significa que usted no tiene que planear su vida en torno al ejercicio, sino que puede amoldarlo al resto de sus actividades cotidianas.Anciano caminando en una caminador mecánico sosteniendo una botella de agua.

Para empezar

Tómese un momento para analizar su día. Desde el principio hasta el final, hay pequeños intervalos de tiempo que sumados podrían resultar una mina de oro de actividad; lo único que usted tiene que hacer es encontrarlos. Por ejemplo, podría aprovechar mientras espera que hierva el agua o que se encienda su computadora. Para mejorar su salud, basta con que usted haga 30 minutos de actividad casi todos los días. Escoja el tipo de actividad que más le convenga, como por ejemplo caminar, trotar en el mismo lugar o subir y bajar escaleras. Usted podrá elegir siempre la actividad que mejor le resulte.

Actúe como un niño

¿Y qué niño pequeño quiere estar sentado y quieto? Los niños nunca planean la actividad, simplemente se mueven. He aquí algunas ideas que le ayudarán a actuar más como un niño:

  • Vístase para la actividad. Los zapatos y la ropa cómodos le invitan a moverse más. Póngase de pie más a menudo en las reuniones, o camine hasta el bebedero más lejano durante un receso.

  • No se limite a observar; participe. Olvídese de los límites de la cancha: autoinvítese al partido de Ping-Pong o a probar su puntería en el baloncesto.

  • Busque diversiones activas. Los niños no se sientan a hablar mientras toman un refresco, sino que brincan y corren. Siga su ejemplo y, en vez de sentarse a hablar con un amigo mientras se toman un café, den un paseo por un parque o centro comercial.

Muévase siempre que pueda

Incorpore pequeños intervalos de movimiento en las actividades que ya realiza. He aquí algunos ejemplos sobre cómo puede comenzar:

En vez de: sentarse en las gradas para ver el partido de fútbol de su hijo, o en la sala de espera de su médico,

Pruebe a: dar una vuelta por la pista de atletismo o subir y bajar las escaleras rápidamente.

En vez de: usar herramientas y utensilios eléctricos o motorizados,

Pruebe a: batir, mezclar, cortar el césped o martillar a mano.

En vez de: enviar mensajes por correo electrónico o por teléfono en el trabajo,

Pruebe a: caminar hasta su compañero de trabajo para hablarle en persona.

En vez de: sólo sentarse mientras ve televisión o conduce un automóvil,

Pruebe a: apretar sus músculos abdominales por un minuto, o estirarse los hombros o el cuello.

En vez de: subir en ascensor o escaleras mecánicas en el centro comercial,

Pruebe a: subir a pie por las escaleras mecánicas o las fijas.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.