Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Las verrugas genitales (condiloma)

Las verrugas genitales (denominadas también condilomas) son causadas por el virus del papiloma humano (VPH), que generalmente se transmite por contacto sexual. A menudo, las verrugas son tan pequeñas que resultan difíciles de ver; pero por más diminutas que sean, pueden causar grandes problemas, especialmente en las mujeres. Estas verrugas pueden producir cambios celulares capaces de provocar cáncer en los órganos genitales, como por ejemplo en el cuello uterino. Además, las verrugas pueden transmitirse a los bebés durante el parto.

Nota: Los preservativos de látex pueden proteger contra las verrugas genitales, aunque no cubren todas las áreas que pueden contraer la infección. Esto significa que los preservativos no proporcionan una protección total.

Síntomas

Mujer acostada boca arriba sobre una camilla, con los pies sobre los estribos. El proveedor de atención médica está sentado entre las piernas de la mujer.

Las verrugas genitales pueden ser planas o en relieve, en cuyo caso tienen un aspecto parecido a pequeñas coliflores. Pueden formarse en el pene, la vagina y el cuello uterino, en el interior y las cercanías del recto, o incluso en la garganta. Es posible tener el virus por muchos meses antes de que aparezcan las verrugas, o tenerlo sin llegar a desarrollar verrugas visibles. Una vez formadas, las verrugas suelen ser demasiado pequeñas para verse a simple vista. De ahí la importancia de hacerse chequeos periódicos con su proveedor de atención médica; él puede encontrar diminutas verrugas y examinar sus células para ver si muestran cambios indicativos de que el virus está presente.

Tratamiento

Las verrugas genitales tienden a crecer con el tiempo. No tarde en buscar tratamiento; cuanto más pequeñas sean las verrugas, más fáciles son de eliminar. El método más común para quitar las verrugas consiste en aplicar sustancias químicas. A veces, las verrugas se pueden eliminar congelándolas con nitrógeno líquido; también pueden quemarse aplicándoles calor o un tratamiento láser. En ocasiones se requiere más de un tratamiento. No intente nunca tratarse las verrugas genitales por su cuenta.

Prevención

Para prevenir las verrugas genitales, considere hacerse vacunar. Su proveedor de atención médica puede decirle si la vacuna es adecuada para usted. Además, conozca los antecedentes sexuales de su pareja. Una persona puede transmitir el virus aunque no tenga verrugas visibles. Protéjase usando preservativos (condones) de látex y haciéndose chequeos médicos con regularidad. En las mujeres, las pruebas periódicas de Papanicolaou pueden ayudar a detectar cambios causados por verrugas genitales y a descubrir las señales de cáncer cervical en sus comienzos.

Recursos

CDC National STD Hotline: 800-227-8922, www.cdc.gov/nchstp/dstd

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.