La demencia - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

La demenciaAnciano con una andadera recibiendo ayuda de un cuidador.

La demencia es el nombre de un grupo de afecciones cerebrales que provocan deterioro en la capacidad para recordar, razonar y comunicarse de las personas. La forma más frecuente de la demencia es la enfermedad de Alzheimer; hay otros tipos de demencia, como la vascular, la frontotemporal y la causada por cuerpos de Lewy. Hace años, la demencia solía llamarse “senilidad”; incluso se pensaba que era una parte normal del envejecimiento. Hoy en día sabemos que no es algo normal, sino el resultado de daños continuos de las células del cerebro.

Síntomas de la demencia

Los síntomas varían según la parte afectada del cerebro y la fase de la enfermedad. Entre los síntomas más comunes se cuentan:

  • Pérdida de la memoria, que puede manifestarse como dificultades con indicaciones y tareas conocidas.

  • Trastornos del lenguaje, tales como dificultades para articular palabras o comprender lo que dicen otras personas.

  • Dificultades para planificar, organizar, concentrarse y juzgar situaciones, lo que comprende la incapacidad de las personas para reconocer sus propios síntomas.

  • Cambios de conducta y personalidad.

El efecto de la demencia en el cerebro

El cerebro controla todas las funciones de la mente y el cuerpo. Algunas partes del cerebro controlan la memoria y el lenguaje, mientras que otras se encargan de dirigir el movimiento y la coordinación. En la demencia, las células nerviosas del cerebro se dañan o se destruyen gradualmente; todavía no se sabe a ciencia cierta por qué sucede este deterioro. Con el tiempo ciertas partes del cerebro se empiezan a atrofiar (encoger). La atrofia del cerebro suele iniciarse en la zona que controla la memoria, el razonamiento y la personalidad; es posible que otras partes del cerebro no se vean afectadas sino hasta que la enfermedad está en una fase mucho más avanzada.

Las fases de la demencia

La demencia es una enfermedad progresiva, lo que significa que empeora con el tiempo. Aunque cada persona experimenta sus propios síntomas, la enfermedad tiene tres fases básicas; cada fase puede durar de meses a años.

  • En la fase inicial, la persona podría parecer olvidadiza, confundida o presentar cambios de conducta, aunque todavía es capaz de realizar la mayoría de las tareas sin ayuda.

  • En la fase intermedia, la persona requiere cada vez más ayuda con las tareas cotidianas. Tal vez tenga dificultades para reconocer a sus amigos y familiares, pasee sin rumbo fijo o se extravíe en lugares conocidos;  además, quizás muestre agitación y cambios en el estado de ánimo.

  • En la fase avanzada, la demencia puede provocar graves problemas con la memoria, el juicio y otras facultades; la persona necesita asistencia con prácticamente todos los aspectos de la vida cotidiana.

Tratamiento de la demencia

Aunque en la actualidad no existe ninguna cura para la demencia, muchas personas pueden vivir con comodidad por mucho tiempo si reciben la atención adecuada. 

  • Los medicamentos son una parte fundamental del tratamiento. Algunos de ellos pueden ayudar a retardar la evolución de ciertos síntomas, como la pérdida de la memoria; otros pueden aliviar los trastornos del ánimo, la conducta y el sueño.

  • Las actividades y el ejercicio benefician tanto al cuerpo como a la mente, e incluso pueden ayudar a retardar la evolución de la enfermedad. Las actividades sencillas y repetitivas son buenas opciones.

  • Las visitas regulares al médico ayudan a vigilar los síntomas y el estado general de salud.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.