Print

Doctors and providers who treat this condition

  

La metanfetamina: abuso y adicción

La metanfetamina es una droga artificial que afecta el funcionamiento del cerebro. Con el tiempo, puede cambiar la manera de razonar y de comportarse, y algunos de estos cambios pueden causar muchas dificultades y deteriorar su vida. Pero la adicción a la metanfetamina tiene tratamiento. Si usted o una persona cercana a usted tienen un problema de drogadicción, existe ayuda. El primer paso es admitir la existencia del problema y luego hablar con alguien en quien tenga confianza.

Efectos de la metanfetaminaDrogas ilegales siendo pesadas en una balanza.

Mientras que algunas drogas hacen más lento el funcionamiento del organismo, la metanfetamina lo acelera, por eso a esta droga se la conoce como “speed” (velocidad). Las personas que la toman notan un aumento de la energía y algunos pueden pasarse varios días seguidos sin comer ni dormir. Puede adquirirse en diversas formas que permiten inyectarla, fumarla, inhalarla o tragarla. La metanfetamina produce un torrente de energía y estímulo que puede durar desde unos minutos hasta varias horas.

Riesgos

La metanfetamina induce al cerebro a producir grandes cantidades de una sustancia química llamada dopamina, lo cual causa una sensación de gran bienestar pero daña las mismas células que producen la dopamina. Con el tiempo, esto dificulta la obtención de sensaciones placenteras. El uso de la metanfetamina también puede provocar los siguientes problemas:

  • Adicción. La persona desarrolla una fuerte necesidad de tomar la droga y le resulta cada vez más difícil dejar de tomarla por su propia voluntad. Una variante más potente de la metanfetamina, llamada “ice” es aún más adictiva.

  • Sobredosis. Es posible que necesite cada vez más metanfetamina simplemente para sentirse bien. Pero la sobredosis de esta droga puede producir el coma o la muerte.

  • Riesgo de contraer VIH. El uso de agujas compartidas para inyectarse metanfetamina puede contagiar el virus que causa el SIDA.

  • Alucinaciones (oír o ver cosas imaginarias).

  • Paranoia (sentimiento intenso de miedo o desconfianza).

  • Actos violentos.

  • Sangrado cerebral.

  • Problemas dentales graves.

Cómo obtener ayuda

En muchos casos, su proveedor de atención médica podrá ayudarle. También puede consultar el directorio telefónico para encontrar centros de salud mental y programas de tratamiento de drogadicciones, así como los recursos indicados aquí a la derecha.

Recursos

Center for Substance Abuse Treatment National Helpline
800-662-4357

National Clearinghouse for Alcohol and Drug Information
800-729-6686 • www.health.org

The National Institute on Drug Abuse
888-644-6432 • www.nida.nih.gov

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.