Print

Doctors and providers who treat this condition

  

La heroína: abuso y adicción

El costo personal de usar heroína es muy alto. Es posible que pierda su trabajo, sus ahorros e incluso sus amigos y su familia. Con el tiempo, podrá perder su salud e incluso su vida. Pero la adicción a la heroína tiene tratamiento. Si usted o una persona cercana a usted tienen un problema de drogadicción, existe ayuda. El primer paso es admitir la existencia del problema y luego hablar con alguien en quien tenga confianza.

Parafernalia de drogas callejeras ilegales.

¿Qué es la heroína?

La heroína es una droga ilegal hecha a partir de ciertos tipos de adormidera. Suele venderse en forma de polvo o como una sustancia negra de aspecto alquitranado. Se puede administrar mediante inyección, fumándola, aspirándola por la nariz o incluso comiéndola. Produce una sensación de placer intenso que puede durar varias horas. La heroína es una sustancia altamente adictiva, lo cual quiere decir que el cuerpo y la mente desarrollan una fuerte necesidad de tomarla. En consecuencia, quienes la consumen pasan cada vez más tiempo buscando maneras de conseguirla, hasta el punto de que la heroína puede llegar a convertirse en el objetivo principal de su existencia, y es posible que no sean capaces de dejarla por sí mismos.

Riesgos

La adicción es uno de los mayores riesgos de probar la heroína. Otros riesgos son los siguientes:

  • Riesgo de contraer VIH y hepatitis. El uso de agujas compartidas para inyectarse la droga puede causar el contagio de estas enfermedades, las cuales usted, a su vez, puede transmitir a otras personas por vía sexual, o bien a sus hijos.

  • Sobredosis o muerte. A veces la heroína puede ser más fuerte de lo que piensa, lo cual puede causar una sobredosis. En algunos casos, las sobredosis de heroína pueden producir la muerte.

  • Nacimientos prematuros o bebés muertos al nacer. Los bebés de mujeres que toman heroína pueden nacer antes de tiempo o no sobrevivir al nacimiento. También es posible que nazcan adictos a la heroína.

  • Venas lesionadas o colapsadas.

  • Enfermedades pulmonares, como neumonía o tuberculosis.

  • Vasos sanguíneos obstruidos.

  • Daños al cerebro o al corazón.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.