La terapia electroconvulsiva - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

La terapia electroconvulsiva

La terapia electroconvulsiva (TEC) se conoce también como terapia de choque. Esto puede parecer doloroso, pero en realidad no lo es. Suele ser el tratamiento mejor y más seguro para la depresión, y puede también tratar otros trastornos mentales.

¿En qué consiste la terapia electroconvulsiva?

La terapia electroconvulsiva se utiliza para el tratamiento de la depresión profunda, sobre todo cuando los otros métodos de tratamiento (como los medicamentos antidepresivos) han resultado ineficaces. A menudo puede aliviar los sentimientos de tristeza y desconsuelo en unos pocos días.

Síntomas comunes de depresión grave:

  • Sentimiento constante de tristeza profunda

  • Pérdida de la capacidad de gozar de la vida

  • Sentimiento de desamparo y desesperanza

  • Sentimiento de culpa

  • Dormir demasiado o muy poco

  • Comer demasiado o muy poco

  • Tener dolores de cabeza, de estómago o de otro tipo de manera persistente

  • Sentirse nervioso, “vacío” o despreciable

  • Llorar mucho

  • Pensar o hablar a menudo sobre el suicidio o la muerte

¿Cómo se realiza la TEC?

Antes de la TEC le administrarán anestesia para evitar el dolor y le darán medicamentos para relajar los músculos y controlar la frecuencia cardíaca. A continuación, el médico le colocará electrodos en la cabeza. Es posible que le ponga un electrodo en la parte superior de cada sien (TEC bilateral) o bien uno en la sien y otro en la frente (TEC unilateral). Mientras usted se encuentra dormido, su cerebro es estimulado muy brevemente con una corriente eléctrica. Esto provoca una convulsión, que por lo general dura menos de un minuto. Puesto que usted está bajo los efectos de la anestesia, su cuerpo no se moverá aunque su cerebro esté experimentado grandes cambios.

¿Cuáles son los riesgos?

Cuando se hace de manera correcta, la terapia electroconvulsiva es un procedimiento exento de peligro. Inmediatamente después del tratamiento, es posible que tenga dolor de cabeza o rigidez en los músculos, pero estos síntomas desaparecen rápidamente. Un efecto más serio y duradero es la pérdida de memoria. Probablemente olvidará las cosas que ocurrieron poco antes de los tratamientos. En algunos casos, es posible que olvide períodos más largos.

Mirando hacia el futuro

En la mayoría de los casos, la TEC no cura la depresión pero puede mejorar los síntomas durante un período de tiempo. Es posible que necesite varias series de tratamiento con TEC para continuar sintiendo los beneficios. También es posible que necesite tomar medicamentos antidepresivos para evitar que los síntomas regresen. Con un plan de tratamiento continuo, podrá llevar una vida sana y plena.

Recursos:

The National Institute of Mental Health  866-615-6464  www.nimh.nih.gov

National Mental Health Association  800-969-6642  www.nmha.org

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.