Alimentación compulsiva - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

El trastorno de alimentación compulsiva

Quizás usted come demasiado los fines de semana, o compra siempre el envase más grande de palomitas de maíz cuando va al cine. O tal vez le tenga predilección a las galletas con pedacitos de chocolate. Pero esto no significa que usted tenga el trastorno de alimentación compulsiva. Para las personas que lo tienen, comer en exceso no es algo que sucede sólo de vez en cuando, sino una parte constante de su vida. Afortunadamente, hay tratamientos que pueden ayudarlas.

Riesgos de comer compulsivamente

Tener un peso mayor de lo adecuado para la salud puede aumentar el riesgo de contraer ciertas enfermedades como:

  • Diabetes

  • Presión arterial alta

  • Colesterol alto

  • Problemas del corazón

  • Problemas de la vesícula biliar

  • Ciertos tipos de cáncer

¿Qué es el trastorno de alimentación compulsiva?

Casi todo el mundo se da un atracón de comida una que otra vez. Pero la alimentación compulsiva se caracteriza por episodios repetitivos en los que resulta imposible controlar la cantidad que se come. Si usted tiene este trastorno, experimentará ciertos síntomas como:

  • Sentir que no puede controlar lo que come ni en qué cantidades

  • Comer muy rápido

  • Comer hasta “reventar”

  • Comer grandes cantidades de comida aunque no tenga hambre

  • Comer solo para que nadie se entere de cuánto consume

  • Sentirse culpable o deprimido por sus hábitos de alimentación

Recursos

National Institute of Mental Health: www.nimh.nih.gov, 301-443-4513

National Association of Anorexia Nervosa and Associated Disorders: www.anad.org, 847-831-3438

Eating Disorders Awareness and Prevention, Inc.: www.edap.org, 800-931-2237

¿A quién afecta?

El trastorno de alimentación compulsiva afecta a más mujeres que hombres; también es común entre las personas que tienen problemas de obesidad. Nadie está seguro de las causas de la alimentación compulsiva. Ciertas emociones como la rabia, la tristeza o el aburrimiento y pasar hambre por estar a dieta estricta también pueden provocar la alimentación compulsiva en algunas personas.

Por qué es un problema

La alimentación compulsiva puede hacer muy difícil que usted tenga una vida normal. Por ejemplo, tal vez usted se ausente del trabajo o la escuela para comer compulsivamente. También podría sentirse deprimido, culpable o avergonzado y trate de ocultar su problema de los demás. Pero manejar el problema de la alimentación compulsiva por su cuenta no es tarea fácil. Por eso puede ayudarle hablar con su médico; juntos encontrarán maneras de controlar su manera de comer.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.