Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cómo reconocer la depresión en niños y adolescentes

Quizás su hijo de 10 años es el buscapleitos de la clase, o su hija adolescente no regresa a casa a la hora acordada. Aunque estos comportamientos podrían ser una parte normal del crecimiento, también pueden ser indicio de depresión. La depresión es un problema serio en los niños y los adolescentes; afortunadamente, se puede tratar.Mujer consolando a una niña triste.

¿Qué es la depresión?

La depresión es un trastorno del ánimo que afecta la manera de pensar y sentir, cuyo síntoma más frecuente es una sensación de hondo pesar. Las personas que están deprimidas podrían también sentir desesperanza o que no merece la pena vivir. En ocasiones, la depresión puede llevar a pensamientos sobre el suicidio o la muerte.

La depresión en los niños

Ya a partir de los 6 años los niños pueden sentir tristeza profunda. Pero no siempre pueden expresar cómo se sienten; en lugar de ello, el niño podría:

  • Comer más o menos de lo normal.

  • Dormir más o menos de lo normal.

  • Ser incapaz de divertirse.

  • Pensar o hablar del suicidio o la muerte.

  • Tener miedo o ansiedad.

  • Actuar con agresividad.

  • Consumir alcohol u otras drogas.

  • Quejarse de dolores de estómago u otros malestares inexplicables.

Recursos

  • National Institutes of Mental Health

    866-615-6464

    www.nimh.nih.gov

  • National Alliance on Mental Illness

    800-950-6264

    www.nami.org

  • Mental Health America

    800-969-6643

    www.nmha.org

  • National Suicide Hotline

    800-784-2433 (800-SUICIDE)

La depresión en los adolescentes

Puede ser difícil detectar la depresión en adolescentes ya que, debido a sus fluctuaciones hormonales, es de esperar que cambien de humor drásticamente. Si bien esto es parte del crecimiento, la depresión constante en su hijo adolescente puede ser motivo de preocupación. Otras señales de depresión son:

  • Consumo de drogas o alcohol

  • Problemas escolares y en la casa

  • Fugas frecuentes de la casa

  • Pensamientos o comentarios sobre la muerte o el suicidio

  • Retraimiento de la familia y los amigos

  • Embarazo no planificado

  • Comportamiento hostil o furia

  • Falta de placer en la vida

Lo que usted puede hacer

Los niños y adolescentes deprimidos pueden beneficiarse con un tratamiento. Hable con su médico o comuníquese con un centro local de salud mental, agencia de servicios sociales u hospital. Asegure a su hijo que su dolor puede aliviarse y ofrézcale su cariño y apoyo. Si su hijo habla de la muerte o el suicidio, consiga ayuda de inmediato.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.