Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Tratamiento del trastorno por estrés postraumático con medicamentos

El trastorno por estrés postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés) puede ocurrir como consecuencia de un trauma grave, como el maltrato físico, una violación o el combate en una guerra. El trastorno por estrés postraumático se caracteriza por síntomas como ansiedad intensa que vuelve a ocurrir una y otra vez. También puede ir acompañado de pesadillas, recuerdos intrusivos y flashbacks (recuerdos vívidos que parecen reales) relacionados con el trauma. Pero usted ya no tiene por qué seguir sufriendo, porque dispone de tratamiento. Junto con la psicoterapia (llamada también “asesoramiento” o “consejería”), ciertos medicamentos pueden ayudarlo a manejar sus síntomas.

Medicamentos

Acercamiento de un médico escribiendo en una libreta de recetas.

Podrían recetarle ciertos medicamentos que ayuden a aliviar sus síntomas y le disminuyan la ansiedad o la depresión. También es posible hacer progresos gracias a la terapia. Quizás al principio tengan que ajustarle los medicamentos y sus dosis hasta encontrar la combinación que le produzca los mejores resultados. Trate de tener paciencia. Informe a su médico del efecto que le produce un medicamento; de esta forma, podrán colaborar para encontrar el tratamiento más adecuado para usted. Tenga en mente que los medicamentos pueden causar efectos secundarios. Hable con su médico sobre los efectos secundarios que le causen molestias; tal vez le sirva de ayuda cambiar la dosis o el tipo de medicamento. No deje de tomar los medicamentos por su cuenta porque, si los suspende, los síntomas podrían reaparecer.

  • Medicamentos contra la ansiedad: Estos medicamentos (llamados también “ansiolíticos”) alivian los síntomas y ayudan a relajarse. Su médico y su farmacéutico le explicarán cómo y cuándo debe tomarlos. Es posible que se los receten para que los tome antes de entrar en situaciones que lo ponen nervioso, o tal vez se le indique que los tome a un horario fijo. Los ansiolíticos pueden darle un poco de sueño o hacerle sentir algo atontado; por esto, usted no debe manejar automóviles ni maquinarias mientras los esté tomando hasta que sepa el efecto que le provocan.

 

CUIDADO

No consuma nunca alcohol u otras drogas junto con medicamentos contra la ansiedad, porque la combinación podría sedarlo, hacerle perder el control de sus músculos, ocasionarle un coma o la muerte. Además, tome solo la cantidad de medicamento que se le ha recetado. Si piensa que puede haber tomado un exceso, consiga atención de emergencia de inmediato.

  • Medicamentos antidepresivos: Este tipo de medicamento suele recetarse también para tratar la ansiedad, incluso en personas que no están deprimidas. Los antidepresivos modifican los niveles de las sustancias químicas del cerebro, lo cual ayuda a controlar la ansiedad. Estos medicamentos se toman a un horario fijo y tardan unas semanas en comenzar a surtir efecto. Si no nota ningún cambio al principio, quizás sea cuestión de esperar más tiempo; pero si no ha obtenido resultados después de las primeras semanas, informe a su médico.

Siga tomando sus medicamentos de la forma indicada

No cambie la dosis ni deje de tomar el medicamento en ninguna circunstancia sin antes consultar con su médico. Tenga presente lo siguiente:

  • Algunos medicamentos deben tomarse a un horario fijo, por lo que le conviene incorporarlos a su rutina cotidiana. Por ejemplo, tome su pastilla siempre antes de cepillarse los dientes. Un pastillero puede ayudarle a recordar si ha tomado los medicamentos que le tocan ese día.

  • A menudo es necesario tomar medicamentos por un período de 6 a 12 meses. En ese momento su médico decidirá si usted debe seguir tomándolos. Muchas personas que también han recibido tratamiento con psicoterapia tal vez ya no requieren seguir tomando medicamentos para manejar la ansiedad.

  • Quizás deba dejar de tomar los medicamentos gradualmente, para que su cuerpo tenga tiempo de ajustarse al cambio. Cuando llegue el momento de suspenderlos, su médico le dará más instrucciones.

  • Si los síntomas reaparecen, es posible que tenga que volver a comenzar su tratamiento con los medicamentos. Esto no es culpa suya, sino que se debe simplemente a la naturaleza de su trastorno de ansiedad.

 

Consideraciones especiales

  • Efectos secundarios: Los medicamentos pueden provocar efectos secundarios. Pregunte a su médico o farmacéutico lo que puede esperar; tal vez le puedan dar ideas sobre cómo evitar algunos efectos secundarios.

  • Trastornos sexuales: Algunos antidepresivos pueden afectar su deseo sexual o su capacidad para tener un orgasmo. Con frecuencia, este problema puede resolverse cambiando la dosis o el medicamento. Si tiene algún efecto secundario sexual que le preocupa, informe a su médico.

  • Adicción: Los antidepresivos no crean adicción. Y si usted nunca ha tenido problemas con drogas o alcohol, es probable que tampoco los tenga con los medicamentos contra la ansiedad. Sin embargo, si tiene antecedentes de adicción, tal vez tenga que abstenerse de tomar este tipo de medicamentos.

Recursos

  • National Institute of Mental Health
    www.nimh.nih.gov/topics/topic-page-ptsd.shtml

  • The American Academy of Experts in Traumatic Stress
    631-543-2217
    www.aaets.org

 

Discrimination is Against the Law. We comply with applicable Federal civil rights laws. We do not discriminate against, exclude or treat people differently because of race, color, national origin, age, disability or sex.
 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2017 Fairview Health Services. All rights reserved.