Cirugía del pie: neuromas y callos plantares - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cirugía del pie: Neuroma o callo plantar

Los zapatos apretados y los tacones altos pueden ejercer demasiada presión sobre la parte anterior de la planta del pie y producir neuromas y callos. Un neuroma es un nervio inflamado que puede provocar dolor intenso, insensibilidad y ardor. Un callo plantar es una acumulación de piel endurecida en la parte anterior de la planta del pie, que puede producir la sensación de tener una piedra en el zapato.

Existen muchos tratamientos no quirúrgicos para los neuromas y los callos, pero, si no alcanzan a resolver el problema, puede que se deba considerar la posibilidad de recurrir a la cirugía.

Imagen de un neuroma y de un neuroma extirpado

Neuroma

Cuando dos huesos del metatarso se comprimen, puede producirse un pinzamiento del nervio que pasa entre ellos. Ese nervio pinzado puede inflamarse y causar dolor. Este problema suele producirse en la base del tercer y el cuarto dedo. El dolor del neuroma puede aumentar al estar de pie o al caminar.

Extracción del neuroma

Se extrae la parte agrandada del nervio inflamado. En la mayoría de los casos, el pie operado puede soportar el peso del cuerpo de inmediato. Tal vez sea necesario usar un zapato quirúrgico por unas cuantas semanas. Una vez curado el pie, la pequeña zona de donde se extrajo parte del nervio podría quedar insensible.

Imagen de un callo plantar.

Callo plantar

Cuando uno de los huesos metatarsianos es más largo que los demás o está a un nivel inferior, ejerce presión sobre la piel que tiene debajo y forma un callo. Los zapatos con suelas delgadas y tacones altos también pueden ejercer presión adicional sobre la parte anterior de la planta del pie. En consecuencia, el callo puede provocar dolor e irritación en el pie.

Extracción del hueso

El hueso metatarsiano afectado se corta y se alinea a los demás metatarsianos en un procedimiento denominado “osteotomía oblicua”. Podrían usarse tornillos o clavos para sujetar el hueso en su posición. Se extrae solo una parte del hueso metatarsiano. Con el tiempo, el callo plantar debería desaparecer por su cuenta.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.