Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cirugía del pie: Problemas de la fascia plantar

Algunos problemas de talón pueden ser consecuencia de una mala mecánica en el movimiento del pie. Si el pie se mueve de manera incorrecta, los ligamentos y los tendones pueden forzarse demasiado y producir dolor e hinchazón, y también se puede formar una exostosis o espolón óseo (una protuberancia en el hueso). Algunos espolones pueden formarse cuando hay dos huesos apretados uno contra el otro. Estas protuberancias pueden producir dolor al caminar y al usar zapatos.

Image

Aponeurosis plantar esforzada

La fascia o aponeurosis plantar es una lámina de tejido que recorre la planta del pie desde la base del talón hasta la base de los dedos. El aplanamiento o arqueamiento excesivo del pie puede ejercer demasiada tensión sobre este tejido y producir dolor en la planta del pie al pararse después de descansar, o tras un movimiento prolongado.

Relajación de la fascia plantar

Para aliviar la tensión de la fascia plantar, ésta puede cortarse parcialmente cerca del hueso del talón. Es posible que deba usar muletas durante algunas semanas para evitar apoyarse sobre el pie. Durante el período de curación, el espacio entre el hueso del talón y la fascia plantar se va rellenando de tejido fibroso.

Image

Espolón plantar del talón

Cuando la fascia plantar tira del hueso del talón, se puede formar un espolón que produce dolor al caminar. En algunos casos, el espolón puede atrapar un nervio, lo cual intensifica el dolor y puede producir inflamación.

Extracción del espolón

Se puede relajar la fascia plantar, y si hay un nervio atrapado, éste también puede soltarse. Si el espolón le molesta al caminar, puede eliminarse. Es posible que necesite muletas durante algunas semanas. Durante el período de curación, el espacio entre el hueso del talón y la fascia plantar se va rellenando de tejido fibroso.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.