Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Tratamiento no quirúrgico de los problemas en la columna cervical

A menudo, los problemas de la columna cervical pueden tratarse sin cirugía. Por ejemplo, mediante reposo, medicamentos o inyecciones. También es posible que su proveedor de atención médica le sugiera fisioterapia o ciertos ejercicios. Todo esto puede ayudar a aliviar sus síntomas, y estos tratamientos suelen dar muy buen resultado. Pero, si sus síntomas no se alivian, hable con su proveedor de atención médica. Quizás le indique que la cirugía es su mejor opción.

Cómo aliviar los síntomas

Su proveedor de atención médica puede recomendarle:

  • Medicamentos. Ayudan a reducir el dolor y la inflamación.

  • Inyecciones de esteroides epidurales. Son inyecciones en el canal espinal cerca de la médula espinal. Esto sirve para aliviar el dolor agudo y reducir la inflamación.

  • Restricción de las actividades que empeoran los síntomas. Esto puede ayudar a darle a su columna cervical el tiempo para sanar.

  • Un cuello ortopédico blando. Puede ayudar a sostener su cabeza al tiempo que mantiene su columna cervical alineada.

  • Tracción. Puede ayudar a aliviar la presión sobre los nervios irritados.

Restauración de la movilidad y la fuerza

Es posible que su proveedor de atención médica le recomiende trabajar con un fisioterapeuta, quien puede ayudarle a recuperar la movilidad y la fuerza de su cuello. La fisioterapia puede durar entre cuatro y ocho semanas, y es posible que incluya:

  • Ejercicios para mejorar la amplitud de movimiento de su cuello, así como su fuerza.

  • Evaluación y corrección de la postura y los movimientos corporales. Esto puede corregir los problemas que afectan su columna cervical.

  • Calor, masajes y tracción para ayudar a aliviar sus síntomas.

Cuidado personal

Usted desempeñará un papel activo en su propia terapia. Para proteger su cuello de lesiones posteriores:

  • Siga todo programa de ejercicios que le dé su proveedor de atención médica o su fisioterapeuta.

  • Adopte una buena postura al sentarse, estar de pie o caminar.

  • Haga evaluar su espacio de trabajo y haga cualquier modificación que le sugieran.

  • Cuando esté acostado, sostenga su cuello con un cojín cervical especial o una toalla enrollada.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.