Evaluación de los cálculos renales - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cálculos renales: Su evaluación

Una evaluación médica ayudará a su médico a encontrar qué está causando sus síntomas. Un repaso a sus antecedentes de salud y un examen físico pueden revelar signos de un cálculo (piedra) y, quizás, por qué se formó. Los estudios de diagnóstico pueden confirmar la presencia de una piedra y ubicarla. También pueden hacerse análisis metabólicos detallados de su sangre, su orina y de la piedra. Estos resultados ayudarán a su médico a recomendar un tratamiento.

Hombre al que le están extrayendo sangre del brazo.

Pruebas de diagnóstico

Estas pruebas y análisis sirven para confirmar el diagnóstico de su médico; pueden detectar una infección o revelar la imagen de una piedra. Puede que no necesite todas estas pruebas o análisis.

  • Un análisis de orina busca si hay sangre en la orina (hematuria), uno de los signos de que hay una piedra. Si hay pus en la orina (piuria), eso puede sugerir la presencia de una piedra o una infección.

  • Un cultivo de orina puede mostrar si hay una infección de las vías urinarias. Los resultados del análisis aparecen entre 24 y 48 horas después de que haya recolectado la muestra de orina.

  • Un análisis de sangre puede confirmar si hay una infección renal. Muestra si hay anomalías en el recuento de glóbulos blancos en su sangre.

  • Una radiografía de riñón, uréter y vejiga (“KUB”, por sus siglas en inglés) muestra una vista de sus riñones, sus uréteres y su vejiga. Algunas de las piedras tienen densidad suficiente para aparecer en una radiografía mientras que otras no. Un pielograma intravenoso (“IVP”, por sus siglas en inglés) es una radiografía que utiliza tintura para encontrar la piedra. También muestra si hay un bloqueo en ese riñón. Puede que no se use esta prueba si tiene insuficiencia renal.

  • Una ecografía usa ondas de sonido para crear una imagen del riñón y poder ver las piedras y revelar bloqueos en las vías urinarias.

  • Una tomografía computarizada (“CT”, por sus siglas en inglés) toma varias radiografías de las vías urinarias. Eso ayuda a detectar si hay una piedra y dónde se encuentra. Una tomografía computarizada puede hacerse sin tintura, por eso es más segura para pacientes que tienen alergia a la tintura o una enfermedad renal. En la actualidad, la tomografía computarizada con contraste es el método preferido para diagnosticar cálculos renales. 

Pruebas metabólicas

Si tiene un cálculo, puede que su médico le indique hacerse una o más pruebas metabólicas. Estas pruebas pueden mostrar cómo se formó la piedra y qué tipo de piedra puede formar en el futuro. Ayudan a que su médico planifique su tratamiento y su programa de prevención.

  • El análisis de la piedra (si se puede obtener) muestra la composición química de la piedra. Esto puede sugerir la causa por la que se formó la piedra.

  • Un análisis de sangre mide los niveles que tiene de las sustancias químicas relacionadas con la formación de piedras, como el calcio. También puede encontrar las posibles causas, como gota o hiperparatiroidismo. 

  • Una muestra de orina de 24 horas muestra los niveles de sustancias químicas relacionadas con la formación de piedras que tiene en su orina. Deberá recolectar toda su orina durante 24 horas en un recipiente especial.

  • Los tests provocativos muestran cómo sus riñones procesan las sustancias químicas, tal como el calcio. Estos tests comprueban cuál es su respuesta a una dieta con contenido alto o bajo de calcio.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.