Cálculos renales - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

¿Qué son los cálculos renales?

Sus riñones son órganos con forma de frijol que ayudan a filtrar el exceso de sales, desechos y agua de su cuerpo. Debe beber suficiente agua todos los días para ayudar a eliminar ese exceso de sales a través de la orina. 

Corte transversal de las vías urinarias donde pueden verse cálculos renales. Los cálculos (piedras) se forman en el cáliz del riñón. Los cálculos coraliformes suelen deberse a una infección, y pueden crecer hasta ocupar todo el riñón. Algunos cálculos se desplazan hacia la pelvis renal y bloquean el paso de la orina. Los cálculos suelen quedar atascados en el uréter. Esto irrita el tejido, bloquea el paso de la orina y puede hacer que la orina se vea sanguinolenta.

¿Qué son los cálculos renales?

Los cálculos renales (o piedras en el riñón) están compuestas por cristales que se separan de la orina. Estos cristales se agrupan y forman “piedras”. Se forman en el cáliz del riñón, y pueden quedarse en el riñón o pasar a las vías urinarias. 

¿Por qué se forman los cálculos renales?

Los riñones forman piedras por muchas razones. Si no bebe agua suficiente, por ejemplo, no tendrá orina suficiente para diluir las sustancias químicas. Entonces, esas sustancias químicas pueden formar cristales, los cuales pueden volverse piedras.

  • La pérdida de líquido (deshidratación) puede concentrar la orina y hacer que se formen piedras.

  • Hay ciertos alimentos, que contienen grandes cantidades de las sustancias químicas que, en ocasiones, se cristalizan hasta formar piedras. Si come alimentos con alto contenido de carne o sal, eso puede hacer que desarrolle cálculos renales.

  • Las infecciones renales propician la formación de piedras al reducir el flujo de orina o cambiar el equilibrio ácido de la orina.

  • Antecedentes familiares. Si un integrante de su familia tuvo cálculos renales, usted tiene más probabilidades de tener también.

¿Dónde se forman los cálculos?

Los cálculos comienzan a formarse en la parte del riñón que tiene forma de taza (el cáliz). Algunos se quedan en el cáliz y crecen allí. Otros se desplazan a la pelvis renal o al uréter. Ahí pueden atascarse y bloquear el flujo de orina, con lo que ocasionan dolor.

Síntomas

Muchos cálculos pueden provocar un dolor repentino y muy fuerte, además de sangre en la orina. Otros ocasionan náuseas o la necesidad de orinar con frecuencia y ardor al orinar. Los síntomas dependen del tamaño y la ubicación del cálculo. Si tiene fiebre, puede ser signo de una infección grave. Llame a su médico de inmediato si presenta fiebre.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.