Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Después de la extracción de un diente: El cuidado de la boca

Si le han extraído (sacado) un diente, usted tendrá que cuidarse bien la boca. Si comienza a hacer ciertas cosas desde el primer día, podrá sentirse mejor y sanar con más rapidez.

Controle el sangrado

Para ayudar a controlar el sangrado, muerda firmemente la gasa que le ha colocado su dentista. La presión ayuda a formar un coágulo de sangre en la cavidad del diente. Si sangra copiosamente, muerda una bolsa de té normal; el ácido tánico presente en el té ayuda a formar un coágulo de sangre. Siga mordiendo la gasa o la bolsa de té hasta que deje de sangrar. Es normal que el primer día experimente una leve pérdida de sangre.

Minimice el dolor

Para aminorar el dolor, tome los calmantes prescritos tal como se lo hayan ordenado. No conduzca mientras toma calmantes para el dolor, ya que éstos pueden darle sueño. Pregúntele a su dentista si puede tomar medicamentos, en caso de necesitarlos.

Rebaje la hinchazón

Para rebajar la hinchazón, póngase un empaque de hielo en la mejilla, cerca del sitio de la extracción. Para hacer un empaque, ponga hielo en una bolsa plástica y envuelva esta última en una toalla delgada. Aplíquese el empaque de hielo en la mejilla durante 10 minutos, luego quíteselo por 5 minutos. Repita este procedimiento cuantas veces sea necesario. Tal vez le salga un moretón en la cara; esto es normal y desaparecerá por su cuenta.

Descanse lo suficiente

Limite sus actividades durante las 24 horas posteriores a la extracción. Descanse durante el día y acuéstese temprano. Cuando se encuentre en posición recostada, eleve ligeramente la cabeza.

Consejos

Consejos que ayudarán a sanarle la boca:

Coma alimentos y bocadillos blandos y sanos. Poco después de la extracción, le será más fácil comer alimentos blandos. Además, beba mucho líquido.

Cepillese los dientes con suavidad. Evite cepillarse cerca del sitio de la extracción. Y no use pasta dental, porque al enjuagársela podría desalojar el coágulo de sangre.

Mantenga limpio el sitio de la extracción. Pasadas 12 horas, tal vez esté en condiciones de enjuagarse la boca suavemente. Enjuáguese 4 veces al día con 1 cucharadita de sal disuelta en un vaso de agua. (Pero antes de hacer esto, consulte con su dentista.)

Advertencias

Lo que debe evitar mientras se le sana la boca:

No beba con pajilla (popote), ya que el acto de aspirar podría desalojar el coágulo de sangre.

No beba liquidos calientes, ya que el calor puede empeorar la hinchazón. Limite su uso de alcohol, porque su consumo excesivo puede retardar la recuperación.

No fume, porque el cigarrillo puede desintegrar el coágulo de sangre y causar dolor en la cavidad dental.

Llame a su dentista si:

  • Siente más dolor el día después de la extracción.

  • El sangrado se vuelve difícil de controlar.

  • Le empeora la hinchazón en el sitio de la extracción.

  • Tiene picazón o le salen erupciones después de tomar medicamentos.

CUIDADO: Para evitar que se le desaloje el coágulo de sangre, enjuáguese la boca muy suavemente.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.