Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Haga planes para dejar de fumar

Tal vez su médico le haya dicho que debe dejar de fumar. Únicamente usted puede decidir cuándo se siente preparado para hacerlo. Dejar de fumar es difícil, pero las ventajas que aporta valen la pena. Cuando decida dejarlo, establezca un plan adecuado para usted y discútalo con su médico. Pregúntele también acerca de los medicamentos disponibles para ayudarle a dejar de fumar.

Obtenga apoyo

Adultos sentados alrededor de una mesa hablando con un facillitador de grupos.

Para dejar de fumar, necesitará un plan y un poco de ayuda. Elija una fecha en las próximas 2 a 4 semanas. Utilice el tiempo desde ahora hasta entonces para obtener apoyo.

  • Clases y asesoría: Las clases para dejar de fumar preparan a las personas que están en su misma situación para atravesar el proceso. Hable con otras personas en la clase y apóyense mutuamente fuera de la clase. La asesoría por teléfono también le ayudará a mantenerse por buen camino. Solicite a su proveedor de atención médica, a su hospital local o al departamento de salud pública que lo pongan en contacto con una clase para dejar de fumar y un consejero por teléfono.

  • Familiares y amigos: Informe a sus familiares y amigos de la fecha en que va a dejar de fumar y pídales que lo apoyen en el intento. Si ellos fuman, reúnanse en lugares para no fumadores. No permita que se fume en su casa.

Productos para dejar de fumar

Existen muchos productos que pueden ayudarle a dejar de fumar. Algunos son medicamentos recetados que ayudan a calmar las ansias de fumar y los síntomas de abstinencia. Otros reducen gradualmente el nivel de nicotina que absorbe su cuerpo. La nicotina es una sustancia altamente adictiva que se encuentra en los cigarrillos, los cigarros y el tabaco de mascar. Los productos de reemplazo de nicotina pueden ayudarle a su cuerpo a acostumbrarse gradualmente a cantidades cada vez más pequeñas de nicotina una vez que usted deja de fumar. Estos productos incluyen inhalador, espray nasal, pastilla, chicle y parche de nicotina. Asegúrese de seguir cuidadosamente las instrucciones de su medicamento o sus prductos de reemplazo de nicotina. Es posible que su médico le pida que comience a tomar un medicamento recetado una semana antes de la fecha en que planea dejar de fumar. No fume mientras esté usando productos con nicotina, ya que esto podría ser muy dañino para su salud.

Encontrar un sustituto para los cigarrillos puede resultar difícil. Sea consciente de que ciertos productos que la gente usa para sustituirlos pueden ser tan dañinos como los cigarrillos.

  • El tabaco de mascar es tan dañino como los cigarrillos y no debe usarse como sustituto para los cigarrillos.

  • Las hierbas medicinales o tés pueden afectar la manera en que el cuerpo procesa la nicotina. Hable con el médico antes de usar estos productos.

  • Es posible que los cigarrillos electrónicos tengan menos toxinas que el humo de un cigarrillo. Sin embargo, según la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos, igualmente pueden contener productos cancerígenos. Los cigarrillos electrónicos no están bien regulados y no se han estudiado lo suficiente como para saber si son adecuados como ayuda para dejar de fumar. Consulte con su médico antes de usar estos productos. 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.