Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Dolor lumbar: Autocuidados

La mayoría de la gente tiene, de vez en cuando, dolor en la parte inferior de la espalda. En muchos casos no se trata de un problema serio y el cuidado personal puede aliviarlo. Pero algunas veces el dolor lumbar puede ser una señal de un problema más serio. Llame al médico si su dolor lumbar resurge a menudo o si empeora con el tiempo. Para la atención a largo plazo del dolor lumbar, haga ejercicio con regularidad, pierda el exceso de peso y mantenga una buena postura.

Image

Tome un descanso corto

Descanse la espalda durante un día o dos para comenzar la curación. Tiéndase en un colchón firme o en el suelo. Dé soporte firme a la región lumbar con una almohada pequeña o toalla. Mantenga las rodillas ligeramente dobladas, con otra almohada por debajo. Levántese cada pocas horas y camine tanto como pueda.

Reduzca el dolor y la inflamación

El frío reduce la inflamación. Tanto el frío como el calor pueden reducir el dolor. Protéjase la piel colocando una toalla entre el cuerpo y la fuente de frío o de calor.

  • En los primeros días, aplique una bolsa de hielo por 10–15 minutos cada hora mientras esté despierto.

  • Después de los primeros días, pruebe a aplicar calor para aliviar el dolor.

  • Los medicamentos sin receta pueden ayudarle a controlar el dolor y la inflamación. Pruebe a tomar aspirina o sustitutos de aspirina, como ibuprofeno.

Image

Ejercicio

El ejercicio puede ayudarle a curar la espalda, así como a fortalecerla y darle mayor flexibilidad para prevenir nuevas lesiones. Pida a su médico que le aconseje ejercicios específicos para la espalda.

Mantenga una buena postura para prevenir futuras lesiones

  • Al moverse, doble las caderas y las rodillas. No doble la cintura ni gire el cuerpo hacia los lados por la cintura.

  • Al levantar un objeto, manténgalo cerca del cuerpo. No intente levantar más peso del que puede manejar.

  • Al sentarse, dé soporte a la zona lumbar. Utilice una toalla enrollada si lo necesita.

Llame al médico si tiene alguno de estos síntomas:

  • Es incapaz de ponerse de pie o de caminar.

  • Tiene una fiebre superior a 101.0°F.

  • Orina frecuentemente o con dolor, o tiene sangre en la orina.

  • Tiene un dolor abdominal muy intenso.

  • Siente un dolor agudo y punzante.

  • El dolor es constante.

  • Siente dolor o insensibilidad en la pierna.

  • Siente dolor en otra zona de la espalda.

  • Nota que el dolor no disminuye al cabo de una semana.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.