Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cuidados personales para el dolor de garganta

El dolor de garganta aparece por muchas razones, por ejemplo, resfriados, alergias e infecciones causadas por virus o bacterias. En cualquier caso, la garganta se enrojece y duele. El objetivo del cuidado personal es reducir las molestias y permitir que la garganta se cure.

Un hombre con dolor de garganta toma una pastilla para la garganta.

Mantenga húmeda su garganta y alivie su dolor

  • Pruebe bebiendo un sorbo de agua apenas se despierte.

  • Mantenga su garganta húmeda bebiendo seis o más vasos de líquidos claros por día.

  • Utilice un humidificador de aire frío en su dormitorio durante la noche.

  • Evite el humo de cigarrillo.

  • Chupe pastillas para la garganta o la tos, dulces duros, trozos de hielo o barras de jugo de frutas helado. Consuma las versiones sin azúcar si su dieta o alguna afección así lo requiere.

Hágase gárgaras para aliviar la irritación

Hacer gárgaras cada hora o dos horas puede aliviar la irritación. Pruebe con alguna de estas soluciones:

  • 1/4 de cucharadita de sal en 1/2 taza de agua tibia

  • Un gargarismo anestésico de venta sin receta

Use medicamentos para mayor alivio

Los medicamentos sin receta pueden reducir los síntomas de irritación de garganta. Pregunte a su farmacéutico si tiene dudas acerca del tipo de medicamento que debe usar:

  • Alivie el dolor con rociadores anestésicos. La aspirina o un sustituto también puede ser útil. Recuerde no dar nunca aspirina a alguien que tenga menos de 19 años ni si la persona ya está tomando un medicamento anticoagulante. 

  • Para el dolor causado por alergias, pruebe tomar medicamentos antihistamínicos para bloquear la reacción alérgica.

  • Recuerde: a menos que el dolor de garganta sea causado por una infección bacteriana, los antibióticos no le ayudarán.

Prevenga el dolor de garganta

  • Deje de fumar o reduzca el contacto con el humo de segunda mano. El humo irrita el delicado revestimiento de la garganta.

  • Limite el contacto con mascotas y sustancias que causan alergias, como el polen y el moho.

  • Cuando esté cerca de una persona que tenga dolor de garganta o esté resfriada, lave sus manos con frecuencia para evitar la propagación de virus o bacterias.

  • No esfuerce sus cuerdas vocales.

Llame a su proveedor de atención médica

Llame a su médico si tiene:

  • Fiebre de más de 101°F (38.3°C)

  • Puntos blancos en la garganta

  • Gran dificultad para tragar

  • Dificultad para respirar

  • Erupción

  • Exposición reciente a una persona infectada con la bacteria estreptococo.

  • Ronquera excesiva e inflamación de los ganglios en el cuello o en la mandíbula

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.