Ayude a su hijo a evitar los desencadenantes del asma - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Ayude a su hijo a evitar los desencadenantes del asma

Los desencadenantes son factores que empeoran el asma de su hijo. Ayudar a su hijo a evitar los desencadenantes le ayudará a controlar su asma. En estas páginas se describen los desencadenantes más comunes, aunque es posible que su hijo sea sensible también a otros factores. Pensar en el esfuerzo que requerirá reducir los desencadenantes puede ser abrumador. Comience por controlar los que más afecten a su hijo y establezca uno o dos objetivos realistas y sencillos para reducirlos. Dése un plazo y, cuando cumpla un objetivo, establezca una nueva meta.

Irritantes y otros desencadenantes comunes

Las personas con asma tienen las vías respiratorias muy sensibles. Los siguientes irritantes de los pulmones afectan a todas las personas que tienen asma.

El humo puede desencadenar asma. Para proteger a su hijo:

  • Si fuma, deje de hacerlo. Esta será probablemente la mayor contribución que usted pueda hacer para controlar el asma de su hijo. Pida a su proveedor de atención médica que lo ayude a dejar de fumar. Comuníquese con la American Lung Association para informarse sobre programas y grupos de apoyo para dejar de fumar.

  • Si en su casa viven personas que fuman, pídales que dejen de hacerlo.

  • Mantenga su casa y su automóvil libres de humo de tabaco, incienso y humo procedente de la chimenea.

  • Mantenga a su hijo alejado de ambientes donde haya humo.

Un catarro o una gripe pueden desencadenar síntomas de asma. Para evitar los microbios que causan los resfriados y las gripes:

  • Acostumbre a su hijo a lavarse las manos a menudo con agua y jabón corriente. (Cuando no tenga acceso al agua, use un desinfectante a base de alcohol.)

  • Vacune a su hijo contra la gripe una vez al año.

Los perfumes y productos químicos pueden provocar ataques de asma. Para reducir estos desencadenantes:

  • Use productos sin olor que vienen en frascos atomizadores en lugar de aerosoles.

  • Utilice únicamente jabones, lociones, papel higiénico y productos de limpieza sin ningún tipo de fragancia u olor añadido.

  • No use ambientadores ni perfumes.

  • Si tiene una estufa de gas, use el extractor de humo cuando esté encendida. Asegúrese de que la llama piloto esté correctamente ajustada. (La compañía de gas puede ayudarle a verificar esto.)

Algunos tipos de clima pueden provocar crisis de asma. El viento esparce el polen y el moho; el calor atrapa la contaminación ambiental. El aire frío de por sí puede ser un desencadenante. Por supuesto, uno no puede controlar el clima; entonces, ¿cómo se puede impedir que el clima provoque ataques de asma? La mejor manera es asegurar que su hijo tome siempre su medicamento de control a largo plazo. Si el aire frío es uno de sus desencadenantes, su hijo podría beneficiarse cubriéndose la nariz y la boca con una bufanda al salir en días fríos.

Desencadenantes de alergias

Las alergias pueden provocar crisis en los niños con asma. A continuación se describen varios alérgenos comunes. Si su hijo es alérgico a cualquiera de estos desencadenantes, ponga en práctica estos consejos. Consulte a su proveedor de atención médica para obtener más sugerencias.

Los ácaros son insectos diminutos que viven en el polvo de las casas. Para controlarlos, limpie o elimine los artículos que acumulen polvo. Comience con el dormitorio de su hijo:

  • Lave toda la ropa de cama y los animales de peluche una vez por semana en agua caliente (130°F).

  • Pase la aspiradora todas las semanas. De ser posible, utilice una aspiradora con un filtro HEPA (de alta eficiencia).

  • Cubra las almohadas y colchones con fundas impermeables a los alérgenos.

Los animales que tienen pelo o plumas son una fuente común de alérgenos. Si su hijo es alérgico, manténgalo alejado de estos animales. Si usted tiene una mascota con pelaje o plumas, puede hacer lo siguiente:

  • Encontrar un nuevo hogar para el animal. Aunque esto entristezca a su hijo, es la mejor alternativa para su salud.

  • No permita que el animal entre en la casa. Si esto no es posible, no deje entrar al animal en el dormitorio del niño. De ser posible, bañe al animal una vez por semana.

  • Asegúrese también de que el niño no use almohadas o ropa de cama que contenga plumas.

El moho crece en lugar húmedos. Para reducirlo:

  • Arregle las fugas de agua.

  • Use un deshumidificador para mantener más seco el aire. (La humedad ideal está entre el 30% y el 50%.)

El polen de la hierba, los árboles y la maleza puede causar alergias. Si tiene un acondicionador de aire, úselo en las temporadas cuando hay mucho polen en el ambiente. Esto le permitirá mantener cerradas las ventanas para que entre menos polen.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.