Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Consejos para padres que trabajan: Salir adelante en el trabajo

Otro obstáculo para algunos padres que trabajan es precisamente su empleo. Aunque puede ser una fuente de satisfacción y apoyo, el trabajo puede ser estresante si usted se aísla. Para salir adelante, hable con su empleador, aprenda las pautas de la empresa, solicite comentarios constructivos y establezca una red de apoyo.

Mujer que le muestra a un hombre imágenes de niños.

Hable con su patrón

Informe a su patrón que usted disfruta de su trabajo, pero que también es padre o madre de una familia que requiere su atención. Exprésese abiertamente con su supervisor; trabajen juntos para solucionar cualquier conflicto que surja entre su empleo y su familia.

Aprenda las pautas de la empresa

Averigüe todas las pautas de la empresa sobre los días de permiso por enfermedad y tiempo libre personal. ¿Puede tomárselos cuando se enferma su hijo? Pregunte si puede recuperar el tiempo perdido llevándose trabajo a casa, llegando más temprano o quedándose hasta más tarde. ¿Es factible que usted comparta su cargo o trabaje un horario flexible?

Solicite comentarios constructivos

Tal vez le parezca que está fallando (o distinguiéndose) en el trabajo, ¡cuando la realidad es justamente lo opuesto! La única manera de enterarse a ciencia cierta es obtener comentarios constructivos. Reserve tiempo para hablar con su supervisor sobre su desempeño y averiguar si usted está a la altura de las expectativas.

Establezca una red de apoyo

Su trabajo puede ser una gran fuente de apoyo emocional y práctico. Aproveche los recesos, el tiempo de almuerzo u otros ratos libres para hablar con otros padres que trabajan y aprender de sus experiencias; disfrutará y se beneficiará de compartir sentimientos, vivencias e ideas.

Cuando su hijo está enfermo

Asigne por adelantado a otras personas (por ejemplo su pareja, un pariente o un amigo) que le ayudarán a cuidar a su hijo cuando se enferme. Si averigua de antemano las pautas de la guardería, podrá evitar algunas llamadas que le informan sobre su niño enfermo.

Llamadas por olvidos

De manera que, ¿a su hijo se le olvidaron sus tareas, su almuerzo o su permiso para ausentarse, una vez más? Acostúmbrese a prepararse la noche antes, luego revise todo de nuevo en la mañana. A medida que crecen, los niños pueden ir asumiendo más responsabilidades y preparar sus propias listas de control.

Niños que están solos en la casa

Si le pide a su hijo que se reporte con usted al regresar de la escuela, limite la duración de llamada. Reduzca a un mínimo las conversaciones innecesarias haciendo una nueva lista de quehaceres para el niño todos los días. Decida de antemano cómo va a proceder si su hijo no llama a la hora establecida.

Llamadas de la guardería

Si recibe una llamada de la guardería o la escuela, averigüe de qué se trata y si puede encargarse de ello más tarde. Explique su situación laboral a los proveedores de cuidados infantiles y establezca límites sobre lo que debe considerarse una emergencia.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.