Lunares: Vigilarse - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Vigilancia de los lunares

Los lunares son marcas pequeñas y pigmentadas (coloreadas) de la piel cuya razón de ser se desconoce. La mayoría de los lunares aparecen antes de los 30 años de edad, pero también es frecuente que se multipliquen a medida que las personas envejecen. La mayoría son benignos (no cancerosos) e inofensivos. Sin embargo, ya que algunos pueden volverse cancerosos, es importante que usted vigile sus lunares y consulte a su proveedor de atención médica si tiene alguna inquietud.

Imagen de un lunar

¿Qué son los lunares?

Los lunares son un tipo de marca pigmentada. Las pecas, que suelen aparecer en forma de manchitas sobre el tabique nasal, las mejillas y los brazos, son otro ejemplo de marca pigmentada. Los lunares pueden formarse en cualquier parte del cuerpo, y los hay de muchos tipos, tamaños y formas. La mayoría de los lunares son de color marrón uniforme, y suelen ser planos o abombados, de superficie lisa y con bordes bien definidos. Las pecas son planas.

¿Por qué estar atento a los lunares?

La mayoría de los lunares son benignos y no requieren tratamiento; puede hacérselos quitar si le desagrada su aspecto o la sensación que causan. Pero los lunares que aparecen después de los 30 años o que cambian de varias maneras pueden volverse problemáticos. Estos lunares pueden transformarse en melanoma, un tipo de cáncer de la piel. El melanoma es uno de los tipos de cáncer de más rápido crecimiento en los Estados Unidos, pero suele curarse si se detecta a tiempo. Sin embargo, esta enfermedad pone en riesgo la vida, especialmente si no se diagnostica tempranamente. La supervivencia al melanoma está directamente relacionada con la precocidad del diagnóstico. Cuantos más lunares, más alto el riesgo. El riesgo también es más alto para aquellas personas que tuvieron más quemaduras de sol y los que tienen antecedentes familiares de cáncer de piel. Para controlar su riesgo, es buena idea que se revise los lunares para ver si han cambiado y pedirle a su proveedor de atención médica que le haga un examen cuidadoso de la piel junto con el examen físico general. Antes de hacerse este chequeo, aprenda dónde se encuentran los lunares; luego revíselos sin falta todos los meses.

Imagen de una mujer en bata

Revisión de los lunares

Usted puede revisarse la mayoría de sus lunares todos los meses. Un buen momento para hacerlo es después de bañarse y antes de vestirse. Revísese el cuerpo desde la cabeza hasta la punta de los pies, y haga una lista de sus lunares. Si encuentra lunares nuevos o cambios en los que ya tenía, llame a su médico. Para revisarse los lunares, necesitará:

  • Un espejo de cuerpo entero

  • Un banquito o silla para sentarse mientras se revisa los pies

Si tiene muchos lunares, tómeles fotos digitales todos los meses. Asegúrese de tomarlas en primer plano y también desde cierta distancia. Estas imágenes pueden ayudar a detectar si algún lunar cambió con el paso del tiempo.

Cuándo buscar tratamiento médico

Vaya al médico si los lunares le duelen, pican, gotean, sangran, se engruesan, se encostran o cambian de alguna otra forma. Además, llame al médico si los lunares muestran alguno de los siguientes signos de melanoma:

  • Cambio de tamaño, forma, color o elevación

  • Asimetría (dos mitades distintas)

  • Bordes de aspecto irregular, mellado o difuso

  • Diversos colores en el mismo lunar

  • Lunares que miden más de 6 mm de diámetro (el tamaño de un borrador de lápiz)

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.