Print

Doctors and providers who treat this condition

  

La enfermedad de Parkinson: Control diario de la enfermedad

A medida que la enfermedad evoluciona, quizá tenga que hacer algunos cambios en su rutina cotidiana. Para obtener los mejores resultados, planifique sus actividades para los períodos en que se sienta mejor. Deje tiempo suficiente para llevar a cabo las tareas y tome descansos cuando los necesite. Si necesita más ayuda, es posible que su médico lo remita a un terapeuta ocupacional que podrá enseñarle nuevas técnicas para realizar las tareas de la vida cotidiana.

Al vestirse

Para que le resulte más fácil vestirse:

  • Siéntese antes de ponerse la ropa, para prevenir el riesgo de caídas.

  • Elija ropa que sea fácil de ponerse y quitarse. Las prendas con cinturas elásticas y la ropa que se cierra por delante son buenas opciones.

  • Agregue un sujetapapeles o clip a las lengüetas de las cremalleras, para que sean más fáciles de agarrar.

  • Use zapatos con tiras de Velcro. Las mujeres deben evitar los zapatos de tacón alto.

Bañarse y asearse

La pérdida del control muscular puede causar dificultades a la hora de bañarse y asearse. Siga estos consejos:

  • Instale accesorios de seguridad en el baño, como agarraderas, alfombritas antirresbalantes y un asiento elevado para el inodoro.

  • Para reducir el riesgo de caídas, siéntese antes de cepillarse los dientes, afeitarse o secarse el pelo.

  • Como el jabón en pastillas puede ser difícil de agarrar, use jabón líquido en envase con bomba.

  • Si le cuesta trabajo usar toallas, póngase una bata absorbente para secarse.

Comer y beber

A la hora de las comidas, pruebe estos consejos:

  • Elija comidas que sean fáciles de preparar y comer. Las frutas y verduras frescas constituyen excelentes bocados.

  • Si tiene dificultad para agarrar los utensilios, pruebe a usar tenedores, cucharas y cuchillos con mango largo. Las tazas antiderrame pueden facilitar la ingestión de bebidas.

  • Informe a su médico si tiene alguna dificultad para tragar.

Estreñimiento

El estreñimiento es un problema muy común. Los siguientes consejos podrán serle útiles:

  • Beba abundante agua.

  • Coma alimentos ricos en fibra, como frutas, verduras y pan o cereales de grano integral. También podría serle útil tomar un suplemento con fibra.

  • Haga ejercicio con regularidad.

  • Hable con su médico sobre la posibilidad de tomar laxantes.

Las comunicaciones

Con el tiempo, su voz podría perder volumen y hacerse menos clara. También es probable que su letra se vuelva muy pequeña y apretada. Los consejos siguientes podrían ayudarle:

  • Respire hondo antes de comenzar sus frases. En caso necesario, su médico podría recomendarle un logopeda (terapeuta del habla).

  • Instale un amplificador de voz en su teléfono para poder oír mejor.

  • Pruebe a escribir a máquina en vez de hacerlo a mano. Si esto le plantea dificultades, considere la posibilidad de usar programas de computadoras activados por voz.

  • Coloque tiras de espuma en las plumas y lápices, para que sean más fáciles de agarrar.

Acostado

Muchas personas con la enfermedad de Parkinson tienen dificultades para dormir; además, podrían moverse mientras duermen y golpear a su pareja. Asegúrese de informar a su proveedor de atención médica si usted tiene trastornos del sueño o pesadillas recurrentes. Hay ciertos medicamentos que ayudan a dormir mejor en muchos casos.

Para levantarse de la cama

Es posible que se sienta muy rígido y lento por la mañana. Suele ser útil tomar medicamentos antes de levantarse de la cama. Pregunte al médico si puede tomar pastillas solubles o mascar pastillas con agua. Estos métodos pueden acelerar el efecto de los medicamentos. Sobre todo, recuerde tener paciencia y tomarse su tiempo.

Las relaciones sexuales

El hecho de tener la enfermedad de Parkinson no significa que usted no pueda disfrutar de una vida sexual satisfactoria. Planifique las relaciones sexuales para las horas del día en que se sienta mejor. Hable con su pareja acerca de sus sentimientos. Si tiene problemas de disfunción sexual, su médico puede encontrar maneras de ayudarle.

Llame a su médico si:

  • Sus síntomas se agravan de repente.

  • Tiene estreñimiento grave.

  • Tiene dificultades para dormir.

  • Tiene dificultades para masticar o tragar.

  • A menudo se agarrota en una posición (le es imposible mover los pies) o comienza a caerse.

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.