Para los padres: cómo controlar el asma de su hijo - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Para los padres: cómo controlar el asma de su hijo

El asma es una enfermedad crónica (continua) de las vías respiratorias en los pulmones. Aunque no se puede curar, esta enfermedad sí se puede controlar. Es importante que conozca los síntomas de su niño y que entienda el plan de tratamiento.

Los beneficios del control

Un niño cuya asma esté bajo control puede hacer las mismas actividades que los demás chicos, como por ejemplo jugar con otros niños y participar en deportes. Si tiene el asma controlada, su hijo dormirá mejor y tendrá más energía para la escuela y la recreación. Y un menor número de ausencias a la escuela implica que usted perderá menos días de trabajo. Cuando está bajo control, el asma no altera la vida en familia. Y lo que es más importante: controlar el asma disminuye el riesgo de que el niño muera de esta enfermedad, lo cual significa una mayor seguridad para el niño y más tranquilidad para usted. Aunque controlar el asma requiere cierto esfuerzo, los resultados bien merecen la pena.

Los síntomas del asma

Algunos de los síntomas, como las sibiliancias al respirar o la falta de aliento, son fáciles de detectar; pero también la tos o el cansancio pueden ser consecuencia del asma. Algunos niños tienen síntomas a menudo (asma persistente), mientras que otros los experimentan solo de vez en cuando (asma intermitente). Recuerde la secuencia de síntomas de su niño.

Síntomas de asma leves o moderadosNiña sentada en una cama, tosiendo.

Consulte con el proveedor de atención médica de su hijo para averiguar el tipo de cuidados que se requieren.

  • Tos, especialmente por la noche

  • Cansarse o perder el aliento con facilidad

  • Sibilancias (sonidos parecidos a un silbido que se emite al expulsar el aire)

  • Opresión en el pecho

  • Respiración acelerada durante el descanso

Síntomas graves de asma

Llame de inmediato al 911 si observa cualquiera de estos síntomas:

  • Respiración muy rápida o dificultosa

  • Retraimiento de la piel entre las costillas y encima y debajo del esternón con cada inspiración (retracciones)

  • Incapacidad para caminar o hablar

  • Coloración azulada en los labios o los dedos

¿Está bajo control el asma de su hijo?

Si responde que “sí” a cualquiera de las dos preguntas siguientes, tal vez el asma de su hijo no esté bajo control. Consulte con el proveedor de atención médica de su hijo para mejorar el plan de tratamiento. Coméntele cualquier problema que dificulte el cumplimiento del plan para usted o para su hijo.

  • ¿Necesita su hijo usar el inhalador de alivio rápido más de 2 veces por semana (aparte de los usos antes de hacer ejercicio)?

  • ¿Se despierta su hijo por la noche con síntomas de asma más de 2 veces al mes?

 

Lo que puede hacer

  • Entienda el plan de tratamiento de su hijo.

  • Entienda la función de todos los medicamentos para su hijo y cómo debe usar cada uno de ellos.

  • Sepa qué cosas empeoran el asma de su hijo y ayúdele a controlar o evitar estos factores desencadenantes.

  • Sepa reconocer los síntomas de un ataque de asma. Enseñe a sus hijos a obtener ayuda cuando tienen un ataque. Asegúrese de que el personal de la guardería, la enfermera de la escuela y las personas que lo cuidan en la casa sepan cómo tratar un ataque.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.