Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cómo encarar la violencia en el trabajo: Niveles de violencia

En todos los lugares de trabajo existe la posibilidad de que surjan actitudes violentas entre los empleados. La violencia puede estar dirigida a los supervisores o a los compañeros y tener muchos niveles, desde iniciar habladurías o tener un altercado hasta atacar a alguien físicamente. En raras ocasiones, la violencia puede hasta manifestarse en forma de agresión a mano armada.Persona sosteniendo una pistola.

Amenazas

Un empleado puede amenazar a un colega, el jefe o el lugar de trabajo de forma directa o indirectamente, ya sea en persona o a través de cartas o llamadas telefónicas.

Ataques físicos

En algunos casos, un empleado puede volverse físicamente agresivo, por ejemplo, empujando, haciendo tropezar o golpeando a un colega. También puede demostrar su agresividad lanzando archivos o tazas de café, o saboteando equipos.

Agresión armada

En casos extremos, un empleado puede pensar obsesivamente en lo que considera una “injusticia” laboral, e idear represalias como un ataque con armas o incendios premeditados. Si llega a poner en práctica el plan, sus colegas o los visitantes al lugar de trabajo podrían resultar lesionados.

Señales de alerta

El comportamiento violento rara vez surge sin preaviso. Antes de ejecutar un acto de violencia, un empleado podría comportarse de forma nerviosa, defensiva, agresiva o amenazadora, o reaccionar exageradamente ante un cambio en la política laboral. A menudo, estos empleados tienen antecedentes de aislamiento, depresión, violencia familiar o abuso de sustancias; muchos están obsesionados con las armas.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.