Al vivir con una enfermedad crónica: cómo reducir el estrés - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Al vivir con una enfermedad crónica: cómo reducir el estrés

Lidiar con el estrés no es tarea fácil. Tal vez esté preocupado por todas las cosas que debe hacer, pero le molesta pedir ayuda. Y el cansancio o el dolor pueden empeorar las cosas aún más. Aprender a controlar el estrés requiere esfuerzo, pero le ayudará a mantenerse sano.

Aprenda a relajarseMujer joven al aire libre sosteniendo una botella de agua.

Escuchar música, pasar tiempo solo o tomar un baño caliente pueden ser actividades relajantes. Pero hay muchas otras cosas que se pueden hacer para ayudar a calmarse. Escoja actividades que le gusten e incorpórelas a su vida diaria. Pruebe también lo siguiente:

  • Respiración profunda. Cuando se siente tenso, respire profundamente un par de veces.

  • Meditación, visualización, tai chi o yoga. Puede ser aconsejable que tome un curso sobre estas técnicas. O vaya a la biblioteca pública para ver si tienen libros y cintas que le permitan comenzar por su cuenta.

Establezca prioridades

Intente no preocuparse por las cosas que no puede hacer. Márquese objetivos que sepa que puede lograr. Haga primero las cosas que le parezcan más importantes y busque maneras de hacerlas con menos esfuerzo. Pregúntese lo siguiente:

  • ¿Necesito realmente hacer esto hoy? Si la respuesta es “sí,” haga esa tarea primero. Pero recuerde que la respuesta podría ser “no.”

  • ¿Con qué cosas necesito ayuda? ¿Hay otra persona que podría hacerlas?

  • ¿Puedo cambiar esta cita o reunión para otro día?

Busque ayuda

Saber que puede contar con otras personas puede ser tranquilizador. Pruebe estos consejos:

  • Esté dispuesto a aceptar ayuda cuando se la ofrezcan.

  • Si necesita ayuda adicional, es probable que haya servicios disponibles, como ayuda con las tareas domésticas y enfermeras a domicilio. Un trabajador social podrá ponerlo en contacto con los recursos que necesita.

Prepárese para los días malos

Planifique de antemano para los momentos en que deberá descansar más o limitar sus actividades. Ponga comidas preparadas en el congelador para no tener que cocinar. Mantenga una lista de números de teléfono importantes junto a su cama.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.