Adaptación al embarazo: El segundo trimestre - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Adaptación al embarazo: El segundo trimestre

Siga practicando los hábitos saludables que había adoptado durante su primer trimestre. Ya que podría sentirse un poco más cansada de lo normal, planifique su día con prudencia. Lea los siguientes consejos y elija los que mejor se adaptan a su estilo de vida.

Si tiene dudas, consulte a su proveedor de atención médica.

Mujer embarazada sentada en el escritorio de una oficina.

Si usted trabaja

Si puede, hable con su jefe para adaptar su trabajo a sus necesidades. He aquí algunos consejos:

  • Si pasa mucho tiempo de pie, encuentre maneras para hacer algunas tareas sentada. Cuando esté parada, trate de apoyar un pie en un banquito y desplace a menudo su peso de una pierna a la otra. Use zapatos de tacón bajo.

  • Si trabaja sentada, mantenga las rodillas a la altura de las caderas. Apoye los pies en una superficie firme y siéntese derecha, apoyando la zona lumbar de la espalda.

  • Si trabaja por muchas horas, investigue la posibilidad de cambiar su horario; pruebe a tomar recesos más cortos con más frecuencia.

Cuando viaje

El segundo trimestre puede ser el mejor momento para hacer cualquier tipo de viajes. Hable con su proveedor de atención médica sobre algún plan especial que usted podría necesitar. En todo momento:

  • Use un cinturón de seguridad. Abróchese la parte horizontal debajo del vientre, y póngase también la parte diagonal del cinturón.

  • Durante los viajes largos en automóvil o avión, tome recesos frecuentes y pasee de un lado a otro para estirar las piernas.

  • Beba mucho líquido durante los vuelos en avión; el aire de las cabinas es muy seco.

  • Evite los climas cálidos o las grandes altitudes si no está acostumbrada a estas condiciones.

  • Evite ir a lugares en que el agua o los alimentos podrían causarle una enfermedad.

Tome el tiempo para relajarse

Reserve tiempo para descansar y relajarse en el trabajo o la casa.

  • Tome descansos breves todos los días; haga ejercicios de relajación.

  • En períodos de tensión, respire hondo.

  • Trate de no asumir demasiadas responsabilidades. Programe sus quehaceres para los momentos en que tenga más energía.

  • Siempre que pueda, duerma siesta o siéntese y relájese.

  • Después de la semana 16, no se acueste de espalda por más de unos minutos; acuéstese de costado y cambie de lado a menudo.

Las relaciones sexuales

A menos que su proveedor de atención médica le indique lo contrario, no hay ningún motivo que le impida tener relaciones sexuales ahora. El suministro de sangre a la zona pélvica aumenta en el segundo trimestre, por lo que el sexo podría resultarle más agradable. Pruebe con diferentes posiciones para ver la que mejor le funciona. Además, hable con su pareja si nota algún cambio en su apetito sexual. Es posible que después del acto sexual, note algunas manchas de sangre, pero no deje de informar a su proveedor de atención médica si tiene sangrado abundante.

La seguridad de su ambiente

Podrá seguir limpiando su casa y usando productos perfumados; basta con que tome unas sencillas precauciones:

  • Use guantes cuando vaya a emplear detergentes y desinfectantes líquidos.

  • Abra las ventanas para que entre aire fresco; si está pintando, use un ventilador.

  • Evite el humo de segunda mano.

  • No inhale los vapores del esmalte de uñas, las lacas para el pelo, los limpiadores u otras sustancias químicas.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.