Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Tratamiento de la neumonía

La neumonía siempre requiere atención médica inmediata. Cuanto antes comience el tratamiento, antes se sentirá mejor. En algunos casos puede ser necesario permanecer en el hospital, pero muchas personas pueden recibir tratamiento en su casa. Aun cuando empiece a sentirse mejor, asegúrese de seguir las instrucciones de su médico. Tome los medicamentos exactamente como le indiquen y tenga paciencia consigo mismo. Recuerde que tardará tiempo en recuperar su nivel normal de energía. Si no descansa lo suficiente, la infección puede extenderse.Primer plano de las manos de una mujer que sostienen una píldora y un vaso de agua.

Antibióticos

El tratamiento a tiempo con antibióticos puede detener la infección y curar la neumonía causada por las bacterias. Estos medicamentos pueden a veces causar efectos secundarios como trastornos estomacales. Dígale a su médico si ha tenido efectos secundarios en el pasado. Mencione también si está tomando otros medicamentos. Para asegurarse de que elimina toda la infección, siga tomando los antibióticos hasta terminar la cantidad indicada, aun cuando se sienta mejor. Siga estos consejos:

  • Obtenga el medicamento indicado en la receta y comience a tomarlo inmediatamente.

  • No se salte ninguna dosis ni doble la dosis indicada.

  • Tome su dosis a la misma hora todos los días hasta que haya consumido toda la cantidad indicada. No deje de tomar el medicamento aun cuando se sienta mejor.

  • Utilice un pastillero si tiene problemas para acordarse de tomar el medicamento.

  • Informe a su médico si tiene efectos secundarios. Es posible que el médico necesite cambiar su receta de antibióticos si está teniendo problemas a causa de los efectos secundarios.

  • Tome el medicamento siguiendo exactamente las instrucciones indicadas en la etiqueta. Consulte con su farmacéutico si tiene preguntas.

Para aliviar los síntomas

Ciertos medicamentos que ayudan a aliviar los síntomas pueden adquirirse sin receta. El acetaminofeno (Tylenol) y otros medicamentos contra el dolor pueden aliviar el dolor de pecho debido a la tos. También es posible que le recomienden que tome un jarabe contra la tos con un expectorante, para ablandar la mucosidad e inhibir la tos. No tome ninguno de estos medicamentos sin consultar primero con su médico o farmacéutico. Su médico podría pedirle que tosa para despejar la mucosidad de los pulmones.

Tratamientos especiales

Es posible que en el hospital le den ciertos tratamientos para ayudarle a recuperarse. Estos tratamientos pueden continuarse en la casa y pueden consistir en:

  • Inhalación de medicamentos para abrir las vías respiratorias.

  • Oxígeno para facilitar la respiración.

  • Métodos para ablandar y eliminar el exceso de mucosidad de los pulmones. Esto puede incluir la postura de drenaje (acostado con el pecho a un nivel más bajo que el abdomen) o la utilización de un dispositivo de mano para ejercer presión al expulsar el aire.

Beba líquidos y coma alimentos saludables

Los líquidos ayudan a ablandar y a hacer menos densa la mucosidad. Pregunte a su médico si debe aumentar la ingestión de líquido. En ese caso, beba al menos 6–8 vasos de líquido cada día. Lo más saludable es el agua y el jugo de fruta. Una alimentación sana que incluya frutas y verduras fortalece al organismo para combatir las infecciones. Si no tiene hambre, intente comer alimentos ligeros o bocaditos a lo largo del día, en vez de tres comidas grandes.

Aprenda la mejor manera de toser

Su proveedor de atención médica podrá enseñarle cómo toser de manera eficaz. Este proceso podrá ayudarle a expulsar la mucosidad.

  • Siéntese en una silla, apoyando ambos pies en el suelo. Coloque un brazo cruzado sobre el abdomen.

  • Respire hondo y despacio por la nariz, ligeramente inclinado hacia adelante.

  • Tosa 2 veces (con toses cortas y fuertes) en un pañuelo o servilleta. Mientras tose, presione suavemente el brazo contra el abdomen. (También puede colocar una almohada contra el abdomen.)

  • Relájese un momento. Luego inhale de nuevo, hondo y despacio, y repita los pasos anteriores.

Descanse mucho

Aun cuando se sienta mejor, es importante que descanse mucho. Controle el esfuerzo que hace. Tenga paciencia. Tal vez tarde varias semanas, o incluso meses, en recobrar toda su energía. Es normal sentirse cansado y recuperar las fuerzas lentamente. Pregunte a su médico cuándo puede reanudar sus actividades normales.

Lávese las manos a menudo

Para prevenir el contagio de la neumonía a otras personas, mantenga una buena higiene. Los microbios se contagian por contacto con las manos, por lo que es importante lavarlas bien después de haber estado expuesto a ellos en lugares públicos, como tiendas, o en contacto con personas enfermas. Frótese las manos con agua y jabón durante 20–30 segundos. Limpie la zona entre los dedos y alrededor de las uñas. Séquese completamente las manos con una servilleta de papel o un paño limpio.

 

Cuándo debe llamar al médico

Si sigue su plan de tratamiento, probablemente empezará a sentirse mejor al cabo de 48–72 horas. Llame a su médico si tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Empeoramiento repentino de los síntomas

  • Aumento o regreso de la fiebre

  • Empeoramiento de la falta de aliento

  • Decoloración de la mucosidad o aumento del volumen de la misma

  • Empeoramiento de la tos

  • Coloración azulada en los labios y en las puntas de los dedos (esto es señal de falta de oxígeno)

  • Efectos secundarios de los medicamentos

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.