Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Después de la toracoscopia

Después de la operación, usted se despertará en la sala de recuperación. Al principio, es probable que se sienta atontado y con sed. Le pondrán líquidos y medicamentos contra el dolor por medio de una línea intravenosa, y le medirán la respiración y los latidos cardíacos mediante unos monitores.Proveedor de atención médica caminando con una mujer mayor que viste una bata de baño.

La recuperación en el hospital

Para ayudar a despejar los pulmones y prevenir inflamaciones, un terapeuta le enseñará unos ejercicios respiratorios que usted tendrá que practicar aproximadamente cada hora. Según cómo se sienta usted, una enfermera o terapeuta le ayudará a ponerse de pie y caminar poco después de la cirugía, para hacer circular la sangre y acelerar la recuperación. La toracoscopia requiere una hospitalización de 1-4 días. Si tiene tubos insertados en el pecho, no podrán darle de alta hasta que se los quiten.

La recuperación en casa

Al volver a su casa, siga las instrucciones de su médico para cuidar las incisiones y los pulmones. Estas instrucciones podrían incluir:

  • Tómese sus calmantes tal como lo indique la receta, para ayudar a aliviar el dolor, facilitar la realización de actividades y permitir que usted respire hondo.

  • Camine para hacer circular la sangre y fortalecer los músculos, pero evite las actividades vigorosas, levantar objetos pesados y manejar vehículos por varias semanas.

  • Siga practicando los ejercicios respiratorios que le enseñó su terapeuta.

  • Reanude las relaciones sexuales cuando se sienta dispuesto a hacerlo.

  • Pregúntele a su médico cuándo puede volver a su trabajo.

  • Vaya a sus citas de control con el médico, quien revisará cómo se está recuperando y hablará con usted acerca de los resultados del procedimiento.

Cuándo debe llamar al médico

Después del procedimiento, llame a su médico si tiene cualquiera de los síntomas siguientes:

  • Le falta el aliento.

  • La herida está muy roja o echa líquido.

  • Tiene un dolor repentino y agudo en el pecho.

  • Tiene fiebre de más de 101.0°F.

  • Escupe sangre de color rojo vivo al toser.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.