Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cómo tratar la trombosis venosa profunda

Una trombosis venosa profunda (TVP) es un coágulo que se forma en una vena profunda. Si el coágulo sanguíneo no se trata, parte de este coágulo podría desprenderse e ir hasta los pulmones, lo que podría causar una complicación que conlleva peligro de muerte llamada embolia pulmonar (EP). Con el tiempo, una TVP también puede dañar las venas de forma permanente. Para proteger su salud, una TVP debe tratarse de inmediato. El tratamiento que se hace en el hospital y en su casa para una trombosis venosa profunda incluye medicamentos para prevenir que el coágulo crezca.

Tratamiento de una TVP en su casa o en el hospital

Una TVP se trata con diluyentes de la sangre, llamados anticoagulantes. Estos medicamentos sirven para controlar y prevenir que se formen futuros coágulos de sangre. Los anticoagulantes pueden aplicarse mediante una línea IV (intravenosa), en forma de inyección, o administrarse en forma de pastillas. Una TVP suele tratarse en el hogar con anticoagulantes. En ciertas situaciones, es posible que su proveedor de atención médica le indique que vaya al hospital para recibir el tratamiento. Esto puede ser así si tiene una TVP muy grande, una embolia pulmonar confirmada, factores de riesgo que lo hacen propenso a tener complicaciones por hemorragia, o una enfermedad grave. Puede haber también otras razones por las que se requiere hospitalización, que su médico conversará con usted.

Moverse pronto después del diagnóstico de una TVP sin complicaciones puede ayudar a reducir los síntomas y a acelerar su recuperación. No obstante, en ciertas situaciones, es posible que su proveedor de atención médica le indique limitar la actividad. Hable con su proveedor de atención médica para saber qué nivel de actividad física es adecuado para usted.

Medicamentos

  • Su proveedor de atención médica le recetará un medicamento anticoagulante (diluyente de la sangre) que aligerará su sangre para tratar su TVP. Las opciones de tratamiento incluyen warfarina (Coumadin) en forma oral, con un anticoagulante temporal inyectable o intravenoso (por lo general, por cinco días o más). También existe una opción de tratamiento nueva en forma de pastilla, llamada rivaroxabán (Xarelto), que no precisa administrarse junto con un anticoagulante inyectable o intravenoso. Tome su anticoagulante exactamente como le hayan indicado y realícese todos los análisis de sangre programados. Si no lo hace, puede ponerse en riesgo de tener complicaciones por hemorragia.

  • Si su médico le recetó warfarina (Coumadin), deberá hacerse análisis de sangre con regularidad para medir su efecto. Estos análisis de sangre se hacen para comprobar, por ejemplo, su tiempo de protrombina (PT, por sus siglas en inglés) o su índice internacional normalizado (INR, por sus siglas en inglés). Puede que deban ajustarle su dosis de warfarina según los resultados de estos análisis de sangre. Es posible que su médico administre su warfarina (Coumadin) o que lo remitan a una clínica de anticoagulación. Es muy importante que sepa cuándo es su próximo análisis de sangre de PT e INR y que reciba instrucciones sobre sus dosis (puede dárselas su médico o su clínica) según los resultados que tenga en esos análisis.

  • Si le recetaron rivaroxabán (Xarelto), no necesitará hacerse análisis para medir su PT e INR, pero sí es recomendable que se haga análisis de laboratorio periódicos para vigilar el funcionamiento de sus riñones.

  • Si toma warfarina, es importante que consuma siempre la misma cantidad de vitamina K porque esta vitamina contribuye con la coagulación de la sangre. No tiene que evitar los alimentos con vitamina K, sino que debe tratar de consumir la misma cantidad todos los días.

  • Evite hacer cambios importantes en su dieta. Informe siempre a su médico antes de hacer cambios en su dieta.

  • Haga el seguimiento con su médico tal como le hayan indicado, y asegúrese de que su médico esté siempre informado de los medicamentos que está tomando, incluidos los de venta libre. Los medicamentos, incluidos los suplementos, tienen el riesgo de interactuar con su anticoagulante.

  • No deje de tomar ningún medicamento, ni comience a tomar ningún medicamento (incluidos los de venta libre), excepto que así lo indique su proveedor de atención médica o su farmacéutico.

Otras medidas de tratamiento

  • Puede que su proveedor de atención médica le indique usar medias de compresión para mejorar el flujo de la sangre en la parte inferior de sus piernas y para prevenir daños en los tejidos en el largo plazo.

  • Cuando descanse, eleve sus piernas sobre una superficie mullida, como una almohada, y mueva sus tobillos, los dedos de sus pies y sus rodillas con frecuencia para estimular la circulación de la sangre.

  • Puede que le indiquen tomar algún medicamento antiinflamatorio por un período breve para ayudar a aliviar el dolor.

Procedimientos

Según cuál sea su estado de salud y el tamaño y la ubicación de su TVP, es posible que su proveedor de atención médica le recomiende uno o más procedimientos. Se recomiendan solo en ciertas situaciones. Su médico puede darle más información y contestar las preguntas que usted tenga.

Trombólisis Este procedimiento se usa para disolver coágulos grandes. Se inserta un catéter (un tubo delgado) en la vena afectada. Se toman radiografías de la vena y del coágulo. A continuación, a través del catéter, se administra directamente en el coágulo un medicamento para disolverlo. En algunos casos, se usa también un dispositivo mecánico para deshacer el coágulo.

Angioplastia. Este procedimiento puede usarse para ensanchar la vena afectada y mejorar el flujo sanguíneo. El estrechamiento (estenosis) de la vena puede dificultar el flujo sanguíneo y aumentar la probabilidad de que se forme un coágulo. Se inserta en la vena afectada un catéter con un pequeño globo o balón en el extremo. Se usan radiografías para colocar el catéter en la posición correcta. Una vez colocado el catéter, se infla el balón para ensanchar la vena. En algunos casos, puede que también le coloquen un stent (un dispositivo de malla metálica) en la vena para ayudar a mantenerla abierta.

Filtro en la vena cava inferior. Un filtro en la vena cava inferior es un pequeño dispositivo que se usa para atrapar los émbolos en la parte inferior del cuerpo. El filtro se implanta mediante un catéter en la vena cava inferior, que es la vena más grande del cuerpo. Este procedimiento puede llevarse a cabo si usted tiene un coágulo en la pierna. También es posible que se lo hagan antes de la cirugía si existe el riesgo de que se le forme una embolia pulmonar. Los proveedores de atención médica suelen recomendar un filtro en la vena cava inferior para pacientes que no pueden tomar anticoagulantes para tratar una TVP o para pacientes que tienen TVP recurrentes a pesar de tomar anticoagulantes. Puede haber también otras razones por las que se requiere colocar un filtro en la vena cava inferior, que su médico conversará con usted.

Cuándo debe buscar atención médica

Existen riesgos asociados con una TVP, y con el tratamiento necesario.

Llame al 911 de inmediato si tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Dolor de pecho repentino

  • Dificultad para respirar

  • Ritmo cardíaco acelerado

  • Sudoración

  • Desmayos

  • Tos con sangre

  • Dolor, hinchazón, enrojecimiento o sensación de calor en la pantorrilla o el muslo

También llame a su médico de inmediato si tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Indicios de problemas con su anticoagulante, como:

    • Sangre en la tos o el esputo

    • Moretones

    • Sangrado profuso o descontrolado

    • Sangre en la orina, las heces o el vómito

    • Heces muy oscuras o alquitranadas

Enfermera y paciente

Imagen de una mujer

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.