Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Vivir con cardiomiopatía

Su médico preparará un plan de tratamiento para ayudarle a vivir mejor con cardiomiopatía y evitar que empeore. Asegúrese de seguir las instrucciones de su médico. También puede hacer algunos cambios en su estilo de vida que serán beneficiosos para su corazón.

Hombre parado en una báscula de baño.

Respete su plan de tratamiento

Visite a su médico con regularidad. Mencione todos los problemas que esté teniendo con su plan de tratamiento. Sea honesto y diga si no está haciendo algo que su médico le haya sugerido. Quizás su médico pueda hacer algunos cambios en el plan para que funcione mejor para usted.

Busque el equilibrio entre la actividad y el descanso

Si tiene una cardiomiopatía, es posible que se canse más rápidamente que otras personas. Pero eso no debería impedirle hacer actividad. De hecho, la actividad puede ayudarle a sentirse mejor. Hable con su médico para saber cuánta actividad está bien para usted.

Haga cosas que ayudarán a su corazón

  • Deje de fumar. Fumar daña el músculo de su corazón y los vasos sanguíneos. Reduce el oxígeno de su sangre. Hace que su corazón lata más rápido y tenga que hacer más esfuerzo. Y puede aumentar sus probabilidades de tener un ataque al corazón.

  • Adelgace lo necesario. Cuanto más sobrepeso tenga, más esfuerzo tendrá que hacer su corazón para enviar la sangre por su cuerpo.

  • No tome alcohol. El alcohol puede empeorar su cardiomiopatía.

  • Coma menos sal. La sal es la principal fuente de sodio en nuestra dieta. Demasiado sodio puede hacer que los síntomas de la cardiomiopatía empeoren. Es posible que su médico le diga que limite el sodio (la sal) que come a menos de 1,500 mg al día. Eso es una media cucharadita de sal.

Lleve la cuenta de su peso

Una suba rápida de peso puede significar que está reteniendo líquidos, y eso puede ser síntoma de una insuficiencia cardíaca. Si lleva la cuenta de su peso, podrá detectar esa suba de peso rápidamente y evitar que su corazón se dañe aún más. Para llevar la cuenta de su peso:

  • Pésese todos los días a la misma hora, después de haber orinado. Use la misma ropa todos los días al pesarse. Anote su peso todos los días.

  • No deje de pesarse. Si olvida hacerlo un día, vuelva a pesarse a la mañana siguiente.

  • Llame a su médico si sube 2 libras (1 kg) o más en un día, o si sube entre 3 y 5 libras (1.5 y 3 kg) en una semana.

Llame a su médico si:

  • Se desmaya o se marea.

  • Nota que sus medicamentos le causan síntomas nuevos.

  • Vuelve a tener tos.

  • Tiene problemas para respirar, en especial, si le pasa mientras está acostado o descansando.

  • Se cansa más rápidamente.

  • Comienza a orinar con menos frecuencia.

  • Nota que sus pies o tobillos se hinchan más que lo habitual.

  • Le duele el pecho o lo siente más apretado.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.