Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Tratamiento de las úlceras por presión: Desbridamiento

El objetivo del tratamiento es crear un entorno que promueva la curación. Esto puede requerir desbridamiento (eliminación del tejido necrosado) para permitir la formación de células nuevas. Los médicos y especialistas certificados pueden realizar diversos tipos de desbridamiento. Para controlar el dolor, use analgesia cuando lo considere apropiado.

Corte transversal de la piel en donde se ve una úlcera por decúbito con cicatrización en el centro. Una flecha atraviesa el tejido cicatricial y muestra que se está quitando parte del tejido.

Desbridamiento cortante o quirúrgico: elimina el tejido necrosado con un bisturí, tijeras u otro instrumento cortante. La eliminación extensa de tejido puede requerir cirugía. El desbridamiento cortante permite la eliminación precisa de tejidos, y es el método preferido para pacientes con infecciones activas. Tenga en cuenta que esta técnica puede ser dolorosa.

Desbridamiento enzimático: se usan agentes tópicos que contienen enzimas para disolver el tejido muerto. Estos agentes atacan la fibrina y el colágeno del tejido necrosado y de los exudados. Si hay escara, podría ser necesario hacer incisiones diminutas antes de aplicar las enzimas para facilitar su absorción. Este procedimiento lo realiza un médico o un especialista.

Desbridamiento autolítico: se usan las enzimas del organismo para descomponer el tejido necrosado. Se usan apósitos especiales para mantener la humectación de la herida y permitir que la piel necrosada se separe lentamente del tejido sano. El desbridamiento autolítico puede tardar varias semanas en completarse, pero es menos doloroso que otros métodos y más selectivo en el tipo de tejido que elimina. Este tipo de desbridamiento no debe usarse en pacientes con infecciones activas.

Desbridamiento mecánico: puede usarse para eliminar los residuos y el tejido necrosado. Se aplica a la herida un trozo de gasa humedecida con solución salina y se deja secar. La gasa se quita una vez que se ha secado, con lo cual desprende el tejido y los residuos. Este método está poco favorecido porque no es selectivo, lo cual significa que puede eliminar tejido sano además de tejido necrosado, y también puede ser muy doloroso para los pacientes.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.