Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Para las adolescentes: Toallas sanitarias y tampones

Tipos de toallitas sanitarias y tampones.

Durante la menstruación, las toallas sanitarias y los tam-pones absorben el flujo menstrual y evitan que se manche la ropa. Estas toallas pueden ser de muchos estilos, y algunas absorben más que otras. Para aprender a usarlas correctamente, lee las instrucciones del paquete y consulta con una persona adulta.

¿Toallas sanitarias o tampones?

¿Cómo elegir entre toallas y tampones? Prueba ambos y luego decide lo que prefieres. Recuerda que puedes usar ambos. Muchas chicas lo hacen, y así siempre pueden elegir. Puedes usar uno u otro según las siguientes circunstancias:

  • Cómo te sientes.

  • Lo que vas a hacer (por ejemplo, bailar, nadar o correr).

  • La ropa que vas a usar (por ejemplo una malla, un traje de baño o pantalones ajustados).

Si decides usar tampones

Si crees que prefieres usar tampones, comienza por usar los de tamaño más pequeño y delgado. Es aconsejable que estés en tu casa, relajada y sin prisa, cuando pruebes a ponerte un tampón por primera vez.

¡Atención!

A veces, cuando has dejado de menstruar, es tentador dejar el último tampón puesto todo el día, pero esto no es buena idea, ya que puede causar serios problemas de salud. ¡Asegúrate de retirar el ultimo tampón que uses con cada período!

Las toallas sanitarias

La mayoría de las toallas sanitarias tienen una tira adhesiva que se pega a la ropa interior. Están hechas de un material suave y vienen revestidas de plástico para contener el flujo menstrual. Pueden tener forma oval o rectangular y ser más o menos gruesas. Algunas vienen envueltas en paquetes individuales para que sea fácil ponerlas en el bolso, en la mochila o en el locker. Puedes poner una toalla abierta en una bolsa de plástico para mantenerla limpia.

Los tampones

Los tampones se introducen en el interior de la vagina. Algunos vienen en tubos de cartón o de plástico para facilitar la inserción. No te preocupes, los tampones no se pierden dentro del cuerpo. Una vez que esté dentro, los músculos de la vagina lo mantienen en su sitio. Cada tampón tiene un cordón conectado a un extremo para ayudar a sacarlos.

Cámbialos cada pocas horas

Las toallas y los tampones deben cambiarse cada 2–4 horas, o más a menudo si resulta necesario. Los cambios frecuentes ayudan a evitar el mal olor y el escape de flujo menstrual. Envuelve siempre las toallas usadas en papel higiénico y deséchalas. ¡No las tires nunca en la taza del inodoro! Algunos tampones y sus tubos pueden echarse al inodoro. Consulta las instrucciones del paquete.

Durante la noche

El flujo menstrual puede ser más o menos abundante durante la noche. Puedes usar una toalla, un tampón o ambos. Aunque es mejor cambiar los tampones cada 2–4 horas, se pueden dejar puestos hasta 8 horas. Usa lo que te sea más cómodo.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.