Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Radioterapia: su vida cotidiana

La radioterapia puede ayudarle a luchar contra el cáncer. Para sentirse mejor, descanse mucho, haga ejercicio y aliméntese bien. Esto le dará a su cuerpo la energía adicional que necesita en estos momentos. Además, acuda a sus familiares y amigos para que le brinden apoyo y ánimo.

Un hombre y una mujer al aire libre paseando el perro.

Familiares y amigos

Usted decidirá el momento de hablar abiertamente sobre su cáncer. Su familia y sus amigos pueden ser una excelente fuente de apoyo. También es posible que al principio le resulte más útil hablar con un consejero. Las personas que lo rodean estarán muy dispuestas a ayudarle cuando se enteren de cómo se siente. Pida ayuda cuando la necesite, y acéptela cuando se la ofrezcan.

El trabajo

La mayoría de los efectos secundarios de la radiación se limitan a la zona que está siendo tratada y muchas personas siguen trabajando (y divirtiéndose) durante el curso de la radioterapia. Puesto que cada persona es diferente y cada tratamiento puede variar, pregúntele a su proveedor de atención médica si puede esperar seguir trabajando durante el curso de la radioterapia.

Algunas veces la combinación de radiación y quimioterapia causa fatiga y descensos en los recuentos sanguíneos, y usted se podría sentir demasiado cansado para trabajar. Si esto sucede, deberá hablar con su empleador para que le ajusten el horario o pueda trabajar desde la casa. Si sus recuentos sanguíneos son demasiado bajos como para estar alrededor de mucha gente, su proveedor de atención médica lo alertará y tomará precauciones.

El ejercicio

Un programa de ejercicios puede ayudarle a dormir mejor y controlar algunos efectos secundarios. Haga actividad física cuando se sienta con más energías. No se exija demasiado. En lugar de trotar, salga a caminar o monte en una bicicleta estacionaria.

Las relaciones sexuales

El cansancio podría disminuir su deseo sexual. La radioterapia en la zona de la pelvis puede afectar sus órganos sexuales, de modo que es recomendable que hable de este tema con su pareja y con su equipo de radioterapia.

  • Si no siente ganas de tener relaciones sexuales, explore otros tipos de demostraciones de afecto con su pareja, como abrazarse, acurrucarse y conversar.

  • La radioterapia en la zona pélvica puede causar infertilidad permanente. Si usted piensa tener hijos en el futuro, hable con su médico.

  • Si siente ganas de tener relaciones sexuales, hágalo. Puede ayudarle usar un lubricante acuoso. Asegúrese de tomar medidas para prevenir el embarazo a lo largo de toda la radioterapia (y la quimioterapia).

¿Soy radiactivo mientras recibo tratamiento?

Si usted está preocupado porque el tratamiento lo pudiera volver radiactivo, sepa que:

  • La radioterapia externa o la terapia con rayos X de cualquier tipo no le vuelve radiactivo. No tendrá que tomar ninguna precaución para acercarse físicamente a sus familiares o amigos, incluidos niños y bebés.

  • Si recibe radioterapia interna, algunas veces tendrá un material radiactivo implantado en el cuerpo. Su equipo de radioterapia le dirá qué precauciones tiene que tomar. Asegúrese de preguntarle al proveedor de atención médica los detalles.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.