Artroscopia del tobillo: Problemas tratados - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Artroscopia del tobillo: problemas tratados

La artroscopia puede detectar y tratar muchos tipos de problemas en el tobillo, como por ejemplo cuerpos sueltos, espolones óseos, la osteocondritis disecante (OCD) y la sinovitis.

Imagen

Cuerpos sueltos

Los cuerpos sueltos son fragmentos de hueso o cartílago que se han desprendido de la articulación. Si se dejan sin tratar, pueden dañar la superficie articular y limitar el movimiento del tobillo. Su cirujano puede eliminar los cuerpos sueltos de la articulación para permitir que usted vuelva a mover el tobillo normalmente y sin impedimentos

Imagen

Espolones óseos

Cuando los huesos de una articulación se comprimen entre sí, se dice que están impactados. Este problema suele deberse a los espolones óseos (protuberancias) que se han formado en la articulación. La presión causada por el espolón puede provocar dolor al mover el tobillo. Su cirujano le extraerá el espolón y le alisará la superficie del hueso.

Imagen

OCD

Si hay una lesión en su suministro de sangre, podría soltarse un fragmento de hueso dentro de la articulación. La causa puede ser un traumatismo, pero también es posible que no exista una causa obvia. Este problema, denominado osteocondritis disecante (OCD), puede producir dolor e hinchazón. El cirujano puede extraer el hueso o fijarlo en su posición. También podría ser necesario efectuar una cirugía abierta. Si se extrae la porción de hueso, es posible que su cirujano intente estimular la curación taladrando o haciendo orificios en el resto del hueso expuesto. 

Sinovitis

Si se comprime, el revestimiento de la articulación (la sinovia) podría inflamarse y causar dolor e hinchazón del tobillo. El cirujano puede extraer la sinovia comprimida y aliviar los síntomas.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.