Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Tratamiento de los juanetes

Aunque los juanetes no se quitan, el dolor que causan suele aliviarse con el uso de zapatos que calzan cómodamente. También puede servirle de ayuda aplicarse almohadillas o hielo en el juanete. Si el dolor persiste, es posible que tenga que operarse el juanete.

Image

Image

Zapatos

Para aliviar un juanete, no es necesario que usted compre zapatos feos o pasados de moda. Pero sí le conviene seguir estas sugerencias:

  • Compre zapatos hacia el final del día, porque en ese momento sus pies están más grandes.

  • Hágase medir los dos pies a menudo, y escoja zapatos que le sirvan en su pie más grande.

  • Busque zapatos que tengan la misma forma que su pie, pero que sean ligeramente más anchos sobre los dedos.

  • Compre zapatos de tacón bajo.

  • Pruébese siempre los zapatos antes de comprarlos. Párese y camine de un lado a otro; si los zapatos son incómodos, no los compre.

Image

Almohadillas

Tal vez le convenga ponerse una almohadilla sobre el juanete, para acolchonarlo. Puede conseguir estas almohadillas para juanetes en la mayoría de las farmacias.

Image

Masaje con hielo

Para ayudar a aliviar el dolor causado por el juanete, ponga un cubito de hielo en una bolsa plástica. Frótese el juanete con el hielo durante 5 minutos; repita 2–3 veces al día.

Cirugía

Si no se le quita el dolor aunque se ponga zapatos más anchos y almohadillas en el juanete, su médico podría sugerirle que se haga una cirugía. En esta operación, se lima el juanete y se vuelven a enderezar los huesos.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.