Control de los alergenos: los ácaros del polvo - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Control de los alergenos: los ácaros del polvo

La exposición continua a los alergenos implica la presencia constante de síntomas de alergia. Por eso una parte importante de su tratamiento consiste en controlar o evitar los alergenos que causan dichos síntomas. Si usted tiene alergias a los ácaros del polvo, los siguientes consejos pueden serle útiles. Cuantas más cosas haga para mantener a los alergenos alejados de la nariz, mejor se sentirá.Primer plano de una mano vertiendo detergente para ropa en una lavadora llena de sábanas.

Alergia a los ácaros del polvo

Los ácaros del polvo son tal vez la causa más común de alergias nasales. Se trata de organismos microscópicos que viven en la ropa de cama, los muebles tapizados y las alfombras. Los ambientes cálidos y húmedos son los más favorables a su desarrollo. Los ácaros del polvo y sus desechos son las causas principales de las reacciones alérgicas al polvo. Es prácticamente imposible eliminarlos, pero pueden controlarse.

Haga cambios en su casa

Los muebles tapizados (con tejido) contienen ácaros. Para minimizar este problema:

  • Escoja muebles que no tengan tela, como cuero o vinilo.

  • Cambie las persianas de láminas horizontales por persianas enrollables o de láminas verticales.

  • Ponga cortinas ligeras y lavables, en vez de telones pesados.

  • Ponga el mínimo posible de alfombras.

  • Envuelva los colchones, las bases de cama y las almohadas en fundas antialérgicas. Estas fundas están disponibles por correo y en algunas tiendas.

Limpieza de la casa

Pregunte a su médico acerca de los productos especiales para controlar los ácaros del polvo. Siga estos consejos:

  • Lave las sábanas, mantas y fundas de colchones cada 1–2 semanas en agua caliente (a 130°F como mínimo).

  • Elimine los animales de peluche y todas las cosas que acumulen polvo, como los objetos colgados en las paredes, adornos y libros, especialmente en el dormitorio.

  • Cada semana, quite el polvo por toda la casa con un paño húmedo y pase la aspiradora. Utilice filtros HEPA (filtros de alta capacidad para capturar partículas de polvo) o bolsas de doble funda en la aspiradora.

  • Si no puede conseguir que otra persona quite el polvo y pase la aspiradora por usted, tome su medicamento antes de realizar estas tareas. El uso de una máscara con filtro puede ser útil.

Reduzca la humedad en su casa

Los ácaros necesitan aire húmedo para vivir. Pruebe a utilizar un deshumidificador para reducir la humedad ambiental al 50%. No utilice humidificadores, vaporizadores o enfriadores por evaporación.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.