Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Problemas comunes del oído medio

Síntomas

  • Pérdida de audición en uno o ambos oídos

  • Supuración (a menudo maloliente) del oído

  • Dolor, presión o molestias en el oído

  • Zumbido o silbido en el oído

  • Sensación de mareo al mover la cabeza

Su oído medio puede haber tenido alguna lesión o infección recientemente. Con el tiempo, ciertos crecimientos y trastornos de los huesos también pueden causar daños al oído medio. Si estos problemas se dejan sin tratar, pueden provocar una pérdida o disminución permanente de la audición (hipoacusia). Existen dos tipos de hipoacusia: la conductiva y la neurosensorial. Pueden producirse simultáneamente o por separado, como consecuencia de lesiones, infecciones, crecimientos y trastornos óseos. La perforación del tímpano o una infección crónica (de larga duración) pueden ser dolorosas y disminuir la audición. Un crecimiento o trastorno óseo puede dañar los huesitos del oído medio y afectar la audición.

Hipoacusia conductiva Corte transversal visto de frente del oído externo, el medio y el interno. Contorno de los oídos externo y medio. Contorno del oído interno. La pérdida de la audición conductiva se presenta cuando las ondas de sonido no llegan al oído interno. La pérdida de la audición sensorineural se presenta cuando las ondas de sonido no se procesan correctamente.

Las ondas sonoras pueden sufrir perturbaciones antes de llegar al oído interno, lo cual puede producir pérdida de audición conductiva. El conducto auditivo puede bloquearse con cera o con un objeto extraño, o bien debido a una infección o tumor. El tímpano puede sufrir lesiones o infectarse. Los crecimientos anormales del hueso también pueden bloquear las ondas sonoras en el oído medio.

Hipoacusia neurosensorial

La hipoacusia neurosensorial, también llamada sordera nerviosa, suele ocurrir en ambos oídos. Las ondas sonoras pueden procesarse mal en el oído interno, o bien los impulsos nerviosos no llegan al cerebro. El envejecimiento, los ruidos fuertes, las toxinas, las infecciones y ciertos factores hereditarios pueden provocar este tipo de sordera.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.