Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Si usted tiene artritis reumatoide

Aunque es un problema crónico, o de largo plazo, la artritis reumatoide no tiene por qué impedir que usted lleve una vida activa. Usted puede ayudar a controlarla haciendo ejercicios y adoptando un estilo de vida sano. Asegúrese de ir a las citas programadas con su médico, para sus revisiones y análisis de laboratorio. En algún momento, tal vez su médico le remita a un reumatólogo (médico especializado en artritis y enfermedades relacionadas).

Girls helping woman in the kitchen

Integre el ejercicio a su vida

El ejercicio suave puede ayudar a aliviar su dolor. Tenga en mente las siguientes recomendaciones:

  • Escoja ejercicios que mejoran la movilidad de las articulaciones y fortalecen los músculos. Su médico o fisioterapeuta podrían sugerirle unos cuantos.

  • Para la mayoría de las personas es recomendable hacer ejercicio durante por lo menos 30 minutos al día la mayoría de los días de la semana. Se puede repartir en tiempos más cortos a lo largo del día.

    • Pruebe a hacer actividades como caminar, montar en bicicleta o ejercicios acuáticos en una piscina templada. Busque programas en su comunidad dirigidos a personas que tienen artritis.

  • Al principio, no trate de hacer demasiado. Aumente gradualmente la dificultad con el tiempo.

  • Asegúrese de precalentar entre 5 y 10 minutos cada vez que haga ejercicio.

  • Si el dolor y la rigidez aumentan, reduzca la actividad: es decir, baje la intensidad y el tiempo.

Vigile su peso

Si pesa más de lo que debería, las articulaciones de su cuerpo que soportan peso están haciendo un esfuerzo adicional. Y eso empeora sus síntomas. Para reducir el dolor y la rigidez, trate de perder algunas de esas libras extra. Los siguiente consejos pueden ayudarle:

  • Inicie un programa para bajar de peso con la ayuda de su médico.

  • Pida el apoyo de sus amigos y familiares.

  • Asista a un grupo para bajar de peso.

Aprenda maneras de sobrellevarlo

La mayoría de las personas que tiene afecciones de largo plazo encuentran dificultades para afrontar las emociones que generalmente acompañan esas enfermedades. La artritis reumatoide causa dolor.

  • Colabore con su proveedor de atención médica para encontrar maneras de aliviar el dolor. Dispone de medicamentos, el uso del calor y del frío, entre otros métodos.

  • Aprenda a relajarse. Aunque probablemente no sea fácil, realmente ayuda a aliviar el estrés, la ansiedad y el dolor. Ejercicios simples de respiración profunda, meditación y yoga son ejemplos de técnicas de relajación.

  • Es común que se presente depresión debido a las afecciones de largo plazo. Si se siente deprimido, asegúrese de hablar con su proveedor de atención médica. Para este caso también dispone de tratamientos como medicamentos y consejería.

Trate de facilitar su día

Puede tomar medidas cotidianas para proteger sus articulaciones:

  • Aprenda a equilibrar el descanso y la actividad. Aun en los días que no tenga síntomas, el descanso es importante.

  • Pida la ayuda de familiares y amigos. Recibir ayuda con tareas simples puede hacer una gran diferencia para usted. Por ejemplo, podría pedirle a alguien que cambie una bombilla o que saque a la calle su basura de la semana.

  • Use dispositivos de ayuda que son herramientas especiales para reducir la carga y proteger sus articulaciones. Por ejemplo:

    • Instrumentos de mango largo para alcanzar o agarrar objetos que están en lo alto o bajo

    • Herramientas para abrir tarros y abotonarse, tazas con dos asas (todos estos ayudan a proteger sus dedos, manos y muñecas)

    • Mangos gruesos para lápices y lapiceras, utensilios de cocina y herramientas de jardín

  • La fundación Arthritis Foundation tiene muchas sugerencias adicionales para proteger sus articulaciones. Visite su sitio web en http://www.arthritis.org o llame al 1-800-283-7800.

Woman exercising in a pool

Use herramientas especiales

Cuando le duelen las articulaciones, hasta las tareas más simples pueden ser difíciles de realizar. Los utensilios y ayudas especiales que se enumeran a continuación pueden facilitar el desempeño de tareas porque disminuyen el esfuerzo y protegen sus articulaciones. Pregunte a su proveedor de atención médica dónde puede conseguir estos y otros utensilios de ayuda:

  • Instrumentos de mango largo para alcanzar o agarrar objetos

  • Herramientas para abrir tarros y abotonarse, tazas con dos mangos

  • Férulas para las muñecas u otras articulaciones

  • Mangos gruesos para lápices, útiles de jardinería y otros objetos que requieren agarrarse con la mano

Use ayudas para la movilidad y otros dispositivos

Las personas que tienen artritis y otros problemas que afectan las articulaciones generalmente usan ayudas para la movilidad para ayudarles a caminar. Por ejemplo, pueden usar bastones o andaderas. También es posible que usen férulas o aparatos para sostener las articulaciones. Hable con su proveedor de atención médica o su terapeuta sobre estas ayudas. Por ejemplo, podría beneficiarle usar:

  • Un bastón para disminuir el dolor de rodilla o cadera y ayudar prevenir caídas

  • Férulas para sus muñecas u otras articulaciones

  • Un dispositivo ortopédico para sostener la articulación débil de una rodilla

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.