Después del reemplazo de cadera: Sigue la recuperación en el hospital - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Después del reemplazo de cadera: Sigue la recuperación en el hospital

Cuándo debe llamar al médico

  • Dolor excesivo

  • Infección, hinchazón excesiva o supuración de la incisión

  • Fiebre de más de 101.0°F

Una vez que haya aprendido a proteger la cadera, aprenderá las habilidades que necesita para volver a vivir normalmente, como caminar, sentarse y vestirse. Para que le sea más fácil moverse, pida calmantes para el dolor antes de cada sesión de entrenamiento.

 

Cómo sentarse y vestirse

Para que usted proteja su nueva cadera, un terapeuta ocupacional o físico le enseñará las maneras más seguras de hacer sus tareas cotidianas. Siga estas sugerencias al sentarse, vestirse, o subir y bajar escaleras.

  • Para sentarse: retroceda hacia la silla hasta tocar el borde del asiento con la parte posterior de la pierna. Luego, apoyándose en los brazos de la silla, descienda hacia el asiento. Coloque siempre la pierna operada hacia adelante.

  • Para ponerse medias y zapatos: use un dispositivo de mango largo, como un calzador o gancho. Practique primero con zapatos sin cordones.

  • Para lavarse los pies y las piernas: use una esponja de mango largo y una ducha manual con manguera.

  • Para subir y bajar escaleras: suba el primer escalón con su pierna buena, luego suba la pierna operada hasta que esté a la misma altura que la otra. Al bajar, dé el primer paso con la pierna operada.

El papel de su familia

El apoyo de su familia es particularmente importante durante su recuperación y adaptación a su nueva cadera. Al recordarle lo que aprendió en el hospital y asistirle con el equipo hasta que usted pueda usarlo independientemente, ellos podrán ayudarle a adaptarse a su ambiente casero. Pida a sus familiares que le alienten a hacer las cosas por su cuenta. También pueden animarle aplaudiendo y celebrando cuando usted camine un poquito más lejos o logre hacer una nueva tarea.

Su regreso a casa

Podrá irse del hospital cuando su estado clínico sea estable y usted pueda caminar sin peligro, lo cual incluirá también subir y bajar escaleras. Una vez que esté en su casa, es normal que unos días se sienta mejor que otros. Pero si sigue haciendo sus ejercicios, los días “buenos” se irán haciendo más y más frecuentes y probablemente mejorará su estado general de salud.

Planificación de su alta del hospital

Un planificador de alta u otro proveedor de atención médica se reunirá con usted antes de que le den de alta, para conseguirle a alguien que lo cuide en otro ambiente o el equipo especial que usted podría necesitar en su casa. Se le hará una cita con su cirujano en unas cuantas semanas, y se harán los arreglos para que usted reciba fisioterapia en su domicilio, si lo requiere.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.