Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Primeros auxilios: Cortadas y raspaduras

Una rajadura en la piel lo predispone a la entrada de gérmenes y de partículas de mugre en su cuerpo lo cual puede causar una infección.

1. Controle la hemorragia

  • Aplique presión directa por lo menos por 5 minutos.

  • En el caso de hemorragias severas, si es posible, levante la herida a un nivel superior al corazón.

  • NO use un torniquete, ya que este puede interrumpir la circulación de la sangre al área y puede dañar los tejidos sanos.

2. Limpie y cubra el área

  • Lave la raspadura o cortada con jabón y agua para eliminar los gérmenes, el mugre y los objetos extraños.

  • Cubra la herida con una compresa de gasa limpia para reducir el riesgo de infección y prevenir heridas posteriores. Mantenga la compresa en su lugar con un vendaje de gasa o de tela.

  • NO amarre o asegure el vendaje con cinta adhesiva demasiado apretada.

Solicite ayuda médica en los siguientes casos:

  • La herida cubre una área extensa o es profunda.

  • La herida es en el rostro o en cualquier lugar donde la cicatriz es una consideración importante.

  • La persona necesita protección contra el tétano. Esta es una enfermedad causada por una bacteria que puede penetrar el cuerpo a través de una cortada en la piel, resultando en una enfermedad llamada tétano o trismo que pone la vida de la víctima en peligro. Se podría necesitar un refuerzo (inyección) si han pasado más de 5 años desde la última vacuna contra el tétano.

Llame inmediatamente al 911 si la víctima tiene:

  • Hemorragia incontrolable

  • Señales de shock:

    • La piel es pálida o sudorosa.Pulso tan débil o acelerado que no se puedan contar las pulsaciones.

    • La víctima puede estar confundida o ser incapaz de concentrarse, o no tiene ninguna expresión en el rostro. A medida que pasa el tiempo, la víctima puede perder la conciencia.

  • Un miembro del cuerpo se ha desprendido: mantenga secos todos los pedazos de la parte desprendida. Coló quelos en una bolsa plástica u otro recipiente, y luego póngalos en hielo o en agua fría ya que así se aumenta la probabilidad de que las partes puedan ser pegadas de nuevo al cuerpo. Envíe las partes al hospital junto con la víctima.

Mientras espera por ayuda:

  • Tranquilice a la persona.

  • Continúe controlando el sangrado con presión directa.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.