Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Primeros auxilios: Vendajes

Cubrir una herida en la piel ayuda a controlar la hemorragia y protege contra la infección. Las compresas o apósitos son almohadillas de gasa o de tela que pueden ser colocados directamente sobre la herida para absorber sangre y otros fluidos. Las vendas de tela cubren las compresas y las sostienen en su lugar.

Image

1

Envuelva o tape la herida

  • Use guantes u otra protección para evitar contacto con la sangre de la víctima.

  • Limpie la herida con un jabón suave y agua.

  • Coloque una compresa de gasa limpia sobre la herida entera. Las compresas de gasa permiten que el aire pase y de esta manera la herida sana más rápido. Las que no se pegan tienen una superficie especial que no se adhiere a la herida.

  • Si la sangre pasa a través de la compresa, coloque otra compresa sobre la primera.

Image

2

Cubra el vendaje

  • Use un rollo de gasa o tiras de tela para envolver el apósito y el área alrededor de la herida varias veces.

  • Extienda el vendaje por lo menos una pulgada más a cada lado del apósito.

  • NO coloque el vendaje tan apretado que pueda interferir con la circulación de la sangre a los tejidos sanos.

Image

3

Asegure el vendaje

  • Amarre o coloque una cinta adhesiva sobre el vendaje.

  • NO asegure el vendaje tan apretado que el color de los dedos de las manos o de los pies es pálido o azul.

Image

4

Check Circulation

  • Examine la circulación en el área debajo del vendaje después de varios minutos y de nuevo después de varias horas. La piel puede aparecer azul o pálida o puede sentirse fría. Las señales de una mala circulación son el adormecimiento y hormigueo.

  • Si la circulación se ha reducido, afloje el vendaje inmediatamente. Si los síntomas continúan, busque de inmediato atención médica.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.