Primeros auxilios: RCP (8 años y más) y desfibrilador automático externo - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Primeros auxilios: RCP (8 años y más) y desfibrilador automático externo

La reanimación cardiopulmonar (RCP) es una técnica empleada para revivir a una persona que ha dejado de respirar o cuyo corazón ha dejado de latir. La RCP alterna compresiones en el pecho con respiración de salvamento para desempeñar las funciones del corazón y los pulmones. Una clase de RCP le enseñará la manera correcta de reproducir la acción de bombeo del corazón. A continuación encontrará la información básica acerca de la RCP. Esta información no pretende sustituir la instrucción profesional.

Al realizar la RCP, concentre su atención en dar compresiones en el pecho. Alterne las compresiones con la respiración de salvamento únicamente si ha recibido capacitación en RCP y domina bien la técnica de dar soplos a una víctima. En investigaciones se ha encontrado que, cuando se hacen correctamente, las compresiones de pecho solas son igualmente eficaces.

El desfibrilador externo automático (DEA) es un pequeño aparato de salvamento diseñado para detectar el ritmo cardíaco de una persona que ha tenido un colapso repentino o perdido el conocimiento. Si es necesario, el DEA administra descargas eléctricas para reiniciar un corazón que ha dejado de latir. Los DEA suelen estar presentes en lugares públicos como guarderías, colegios, oficinas, aeropuertos y centros comerciales. Si hay un DEA disponible, este aparato empleado junto con la RCP puede salvarle la vida a una persona.

1. Revise si la persona puede responder

  • Dele golpecitos a la persona o sacúdala ligeramente. Pregunte en voz alta: “¿Se siente bien?” 

  • Si la persona responde, quédese acompañándola. Mantenga a la persona cómoda y abrigada hasta que lleguen los socorristas.

2. Llame al 911

  • Si la persona no responde, no respira o solamente jadea, llame inmediatamente al 911.

  • Si usted está con otras personas, pídale a una de ellas que llame al 911. También es conveniente que alguien busque un desfibrilador externo automático (DEA) si hay uno disponible. Mientras tanto, comience la RCP enseguida.

  • Si usted no está con otras personas y dispone de un teléfono, llame al 911.

    • Si sabe que hay un DEA en las cercanías, consígalo rápidamente y tráigalo al lugar donde está la víctima. Conecte el DEA y siga sus instrucciones vocales (paso 5). Administre una descarga e inicie la RCP (paso 3).

    • Si no dispone de un DEA, inicie la RCP (paso 3) enseguida mientras espera la llegada de los socorristas.

3. Inicie las compresiones en el pecho

  • Acueste a la persona boca arriba sobre una superficie firme.

  • Arrodíllese al lado de la persona.

  • Localice el sitio donde va a poner sus manos: trace una línea imaginaria entre los pezones o tetillas de la persona.

  • Coloque el talón de una mano sobre el esternón en el centro de la línea imaginaria. Coloque su otra mano encima de la primera mano. Levante los dedos a fin de aplicar las compresiones solo con los talones de la mano.

  • Sitúe los hombros por encima de las manos. Mantenga alineados los hombros, los codos y las manos. Use el peso de su cuerpo para ayudarse a empujar directamente hacia abajo. Mantenga los codos rectos.

  • Comprima el pecho hasta una profundidad de por lo menos 2 pulgadas. No se alarme si oye y siente chasquidos o ruidos secos; los huesos y el cartílago de la persona se están desplazando por el peso de sus compresiones.

  • Deje que el pecho de la persona suba después de cada compresión, para permitir que el corazón vuelva a llenarse de sangre. No despegue las manos del pecho de la persona. Mantenga los talones de las manos en su posición durante las compresiones.

  • Dé 30 compresiones fuertes y rápidas (a una velocidad mínima de 100 compresiones por minuto).

  • Si ha recibido capacitación en RCP y sabe administrar soplos de respiración de salvamento, delos en este momento (paso 4). Continúe con ciclos de 30 compresiones y 2 soplos hasta que lleguen los socorristas o hasta que la persona respire, tosa o se mueva.

  • Si no sabe cómo dar soplos de respiración de salvamento o prefiere no darlos, siga dando compresiones hasta que la persona dé señales de movimiento, se disponga de un DEA (paso 5) o los socorristas se hagan cargo de la situación.

4. Comience la respiración de salvamento

  • Abra la vía respiratoria de la persona: Ponga una mano sobre la frente de la persona. Con su otra mano, ponga dos dedos bajo la barbilla de la persona e inclínele la cabeza hacia atrás. Esto mantiene abiertas las vías respiratorias.

  • Inspire normalmente (no respire hondo). Apriétele la nariz a la persona con los dedos y ponga su boca sobre la boca abierta de la persona.

  • Dé 1 soplo lento. El soplo debe durar 1 segundo (para calcular los segundos, diga mentalmente “un segundo”, “dos segundos”, etc.).

  • Revise si sube el pecho de la persona:

    • Si el pecho sube, significa que ha entrado aire en los pulmones. Deje que la persona espire. Si la persona responde respirando, tosiendo o moviéndose, no le dé más compresiones en el pecho. Mantenga a la persona cómoda y abrigada hasta que lleguen los socorristas.

    • Si el pecho no sube, es porque no ha entrado aire en los pulmones y la persona podría tener la vía respiratoria obstruida. Quite su boca de la boca de la persona y vuelva a inclinarle la cabeza hacia atrás.

    • Vuelva a darle un soplo lento.

    • Si el pecho de la persona aún no sube, reanude las compresiones en el pecho.

Continúe con ciclos de 30 compresiones y 2 soplos hasta que la persona dé señales de movimiento, se disponga de un DEA (paso 5) o los socorristas se hagan cargo de la situación.

Si dispone de una mascarilla facial protectora, úsela durante la respiración de salvamento. Hay muchos tipos de mascarillas faciales; siga las instrucciones específicas que vienen con la que vaya a usar.

5. Cómo usar un DEA

  • Asegúrese de que tanto usted como la víctima estén en una zona seca. En caso contrario, traslade la persona a un lugar seco y firme.

  • Quítele la ropa del pecho y el abdomen a la persona. Si la víctima es mujer, quítele o córtele el sostén. Si es necesario, seque el pecho con un paño.

  • Encienda el DEA y siga sus instrucciones vocales:

    • Aplique las palas al pecho de la persona guiándose por las ilustraciones de las instrucciones que vienen con el DEA.

    • No toque a la persona mientras el DEA le analiza el ritmo cardíaco.

    • Si es necesario, el DEA administrará una descarga. (Algunos DEA le pedirán que oprima un botón para administrar la descarga).

    • Reanude la RCP durante 2 minutos. (No quite las palas del pecho de la persona; el DEA seguirá analizando su ritmo cardíaco).

  • Si la persona responde, quédese acompañándola. Mantenga a la persona cómoda y abrigada hasta que lleguen los socorristas.

  • Si la persona no responde, reanude la RCP según las instrucciones del DEA. Continúe siguiendo las instrucciones del DEA para administrar descargas y realizar la RCP hasta que la persona se mueva o los socorristas se hagan cargo de la situación.

Contenido basado en las pautas de RCP de la Asociación Americana del Corazón, 2010.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.