Tumor cerebral: Implantes de radiación - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Implantes de radiación para tratar un tumor cerebral

Hombre vestido con bata de hospital, sentado en una silla de ruedas. Tiene un vendaje en uno de los lados de la cabeza. Un proveedor de atención médica con delantal de plomo está de pie junto al hombre. Los implantes de radiación se pueden usar para retardar, ayudar a controlar o detener el crecimiento de un tumor. Este tipo de tratamiento se conoce como braquiterapia (también llamado radiación intersticial). Mediante este proceso, la radiación ataca al tumor desde el interior del cuerpo. Los implantes se colocan en o cerca del tumor durante una cirugía que requiere hospitalización posterior. A veces los implantes de colocan durante la primera cirugía relacionada con el tumor, pero con frecuencia se insertan en una segunda operación, después de que el cirujano accede a los resultados de patología del tumor específico. La braquiterapia permite administrar dosis de radiación más altas a zonas más pequeñas sin dañar los tejidos de alrededor tanto como otros tipos de radiación. Es frecuente que se emplee junto con otros tratamientos como cirugía, quimioterapia y otros tipos de radiación. El uso de la braquiterapia depende del tamaño del tumor, su accesibilidad y su cercanía de otras estructuras.

Braquiterapia

La braquiterapia está indicada para tratar tumores pequeños y localizados. Puede usarse sola o en combinación con otros tipos de radiación.

  • Si lo van a dejar despierto durante el procedimiento, le pondrán anestesia para dormirle la zona que el cirujano va a operar. También es posible que le administren anestesia general para que usted se duerma por completo.

  • Le colocarán unos tubos delgados y huecos (denominados catéteres) a través de agujeros pequeños en su cráneo. Los implantes (llamados también semillas o píldoras) se hacen pasar por los tubos hasta colocarlos en el tumor. A veces estos catéteres se quitan de inmediato, pero en otras oportunidades se dejan en su lugar hasta que se extraen las semillas.

  • Las semillas emiten radiación de bajo nivel. Por esto, se le asignará una habitación privada; es posible que sus visitas tengan que ponerse delantales o chalecos protectores de plomo, y que usted tenga que ponerse un casco o permanecer en la habitación aislada.

  • Algunos tipos de semillas de dosis muy bajas se dejan implantadas durante varios meses o incluso permanentemente. Tal vez se requiera una operación de craneotomía para implantar este tipo de semillas, cuya radiactividad se extingue con el tiempo.

Efectos secundarios y riesgos: infección, convulsiones, dolor de cabeza, necrosis (muerte del tejido cercano al tumor) e hinchazón del cerebro, entre otros.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.