Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Después de la cirugía de la tiroides

Usted podrá reanudar su vida normal en pocas semanas. El médico vigilará su recuperación para asegurarse de que está sanando correctamente y que su problema con la glándula tiriodea se halla bajo control.Proveedor de atención médica examinándole el cuello a una mujer.

Durante la recuperación

Probablemente su cirujano le indicará que no se moje el área de la incisión hasta que hayan transcurrido unos días. Durante algunas semanas, evite hacer actividades que requieran gran esfuerzo físico, y no reanude su trabajo hasta que el médico le diga que puede hacerlo. Al cabo de una semana, aproximadamente, hará una visita de control para que el cirujano examine la herida y le quite las suturas, si aún las tuviera. La incisión estará roja y abultada al principio, pero probablemente se normalizará en unos 6 meses. Después de la cirugía, es posible que necesite tomar pastillas para suplir las hormonas que segregaba la glándula tiroidea. El médico ajustará la dosis de estas hormonas hasta que sea la adecuada para usted.

Vuelta a la normalidad

Una vez que se sienta mejor, es importante que mantenga la atención médica adecuada. Si le han recetado pastillas de hormonas tiroideas u otros medicamentos, tómelos tal como le hayan indicado a fin de mantener los niveles hormonales normales y facilitar así el buen funcionamiento de su organismo. Vaya a las citas de control programadas para hacerse los análisis de sangre necesarios para confirmar que las dosis de sus medicamentos son adecuadas para usted. Si ha recibido tratamiento contra el cáncer, los exámenes médicos regulares permitirán que sea detectado temprano en caso de que regrese. Sea cuál sea su causa, los problemas de la tiroides no deben impedirle sentirse bien y hacer lo que desea.

Llame al médico si tiene:

  • Hinchazón en el lugar de la incisión

  • Sangrado en el lugar de la incisión

  • Calor, fiebre o hipersensibilidad (señales de infección)

  • Irritación de garganta durante más de tres semanas

  • Hormigueo o calambres en las manos, pies o labios (señales de que hay un problema con las glándulas paratiroideas)

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.