Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Tratamiento del cáncer de vejiga: Radiación

La radiación es una forma de tratar el cáncer con rayos de energía que destruyen las células cancerosas. Las células cancerosas mueren y son sustituidas por células sanas. Es posible usar radiación por sí sola o combinada con quimioterapia, antes o después de una operación.

Hombre acostado de espalda sobre la mesa debajo de la máquina de radiación. Hay dos proveedores de atención médica de pie junto a la mesa.

Destrucción de las células cancerosas con radiación

El oncólogo radiólogo diseñará el plan de tratamiento adecuado para su caso, que estará basado en una evaluación de su enfermedad y su salud en general. La radiación puede estar dirigida a la vejiga misma, así como a otras áreas a las cuales se haya extendido el cáncer.

Durante el tratamiento

Se le pedirá que se ponga una bata y un técnico le ayudará a colocarse en la mesa. Se dirigirán dosis cortas de radiación a los puntos necesarios. Los tratamientos no son dolorosos y duran unos pocos minutos y generalmente se administran una vez al día, 5 veces por semana, por varias semanas. La radiación afecta el tejido adyacente a las células cancerosas, por lo que es posible que se tengan efectos secundarios.

Después del tratamiento

Se pueden realizar actividades normales poco tiempo después de salir de cada sesión. Una vez terminado todo el tratamiento, es posible que usted siga sintiendo algunos efectos secundarios, los cuales por lo general desaparecen a las pocas semanas.

Efectos secundarios a corto plazo

  • Diarrea leve a moderada

  • Irritación de la vejiga (ardor, deseo de orinar con frecuencia)

  • Fatiga leve (poca energía)

  • Pérdida del vello púbico y cambios en la piel (a menudo como una quemadura de sol) en la zona tratada

  • Irritación o hemorragia rectal (en raras ocasiones)

  • Sangre en la orina

Riesgos y posibles complicaciones

  • Irritación continua de la vejiga

  • Pérdida del funcionamiento de la vejiga

  • Impotencia

  • Hemorragia de la vejiga (en raras ocasiones)

  • Lesiones permanentes en el intestino o recto (en raras ocasiones)

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.