Print

Doctors and providers who treat this condition

  

La hemodiálisis

La hemodiálisis, uno de los tipos de diálisis, utiliza una máquina equipada de un filtro llamado el dializador. A medida que la sangre circula por el dializador, se eliminan los desechos y se vuelven a equilibrar los líquidos y las sustancias químicas. Los tratamientos de hemodiálisis suelen hacerse en centros especiales de diálisis, aunque en algunos casos pueden hacerse en el domicilio.

Diagrama de un dializador. La sangre del cuerpo ingresa a la máquina y fluye a través de un lado de una membrana. Esta membrana es una barrera que impide que la sangre y el dializado se mezclen, pero permite el paso de los residuos. El dializado es un líquido especial que separa los residuos de la sangre. El dializado fluye hacia el otro lado de la membrana. Los residuos, el exceso de líquido y las sustancias químicas atraviesan la membrana hacia el dializado. La sangre limpia y filtrada regresa al cuerpo.

En qué consiste la hemodiálisis

Se insertan dos agujas en un vaso sanguíneo (llamado acceso), generalmente del brazo. Cada aguja está conectada a un tubo. Uno transporta la sangre hacia el dializador, donde se limpia. La sangre purificada regresa a su cuerpo a través del otro tubo y la otra aguja.

Problemas de los que hay que estar pendiente

Llame a su enfermera o técnico de diálisis si, durante o después del tratamiento, usted tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Dolor en el pecho

  • Sangrado en el punto de la inyección

  • Falta de aliento

  • Fiebre o escalofríos

  • Dolor de cabeza o mareo

  • Náuseas o vómito

  • Picazón

  • Calambres

Su experiencia

  • La hemodiálisis suele tardar unas 3-5 horas y generalmente se efectúa 3 veces por semana.

  • Le darán un horario fijo para su hemodiálisis. Muchos centros atienden de noche y los fines de semana además de entre semana, para ayudarle a seguir trabajando.

  • Una enfermera o técnico especializado le conectará al dializador; esta persona le vigilará por si surge algún problema y velará por su comodidad.

  • Durante el tratamiento, hay sólo una pequeña cantidad de sangre (cerca de 1 taza) fuera del cuerpo en un momento dado.

  • Durante o después de sus primeros tratamientos, es posible que le den dolores de cabeza, calambres o náuseas. Estos síntomas deberían disminuir a medida que su cuerpo se va acostumbrando a los tratamientos.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.